Gisela Turazzini, cofundadora de Blackbird, analiza la situación óptima de inversión en la que se encuentra el par euro/dólar australiano. 

“El euro se desplomó en algunos cambios con otras divisas ante la pasada ruptura de la zona euro. Este efecto lo pudimos observar en el FOREX, pero también en el mercado de renta fija donde algunos fondos obtuvieron importantes revalorizaciones.

Uno de los pares que ha tenido un recorrido muy atractivo ha sido el par euro/dólar australiano. La recuperación del euro ha sido uno de nuestros principales temas de inversión puesto que nos ha llevado a un proceso de repatriación de nuestra divisa. Sin embargo, en el mercado todo tiene su tiempo y hay que estar informado de las distintas decisiones de los bancos centrales.

Esta semana hemos visto datos de IPC negativo lo que debería servir de excusa para políticas monetarias expansivas. Si el BCE trata de impulsar la economía lo hará vía devaluación del euro.

En un plano técnico, tras tocar el 1,5, el par ha buscado cerrar la figura de H-C-H. El pullback da comienzo tras completar un H-C-H menor con objetivo en 1,50, el primero de los retrocesos de Fibonacci del tramo previo. Pondremos stop loss en 1,5030 buscando proyección bajista a la espera de medidas expansivas por parte del Banco Central Europeo”.

“Apúntate gratis a nuestras alertas de cambio de ciclo bursátil”