En una columna que ha escrito en el medio norteamericano ha querido publicar su condición sexual, después de varios años en lo que lo ha ocultado de cara al público. 
Tim Cook ha salido del armario. Y lo ha hecho con el mayor de los orgullos. En un texto que ha escrito en Businessweek de la agencia Bloomberg, ha hablado sobre su orientación sexual: “Ser gay ha sido el regalo más grande que me ha dado Dios”. De esa manera quería zanjar cualquier tipo de crítica. Todo lo contrario.

En ensayo ha sido sincero y honesto: “Así que permítanme ser claro: Estoy orgulloso de ser gay, y yo considero ser gay uno de los mayores dones que Dios me ha dado ", dice Cook en el artículo.

El ejecutivo dijo que durante años ha estado abierto con muchas personas acerca de su orientación sexual y que “muchos de sus colegas de Apple” saben que “soy gay”. Cook ha escrito que “no era una elección fácil de revelar públicamente (ser homosexual)”, pero que sentía que reconocerlo “podría ayudar a los demás”.

"Me he dado cuenta de que mi deseo por la intimidad personal ha sido la celebración de poder hacer algo más importante", ha expuesto. Hace tres días, Cook desafió a su estado natal de Alabama para que garantizase mejor los derechos de la comunidad lésbica, gay, bisexual y transgénero.

Alabama es uno de los estados que no reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo, y tampoco no ofrece protecciones legales sobre la base de la orientación sexual o la identidad de género.

El ejecutivo dijo que "ser gay me ha dado una comprensión más profunda de lo que significa estar en la minoría” y proporciona una ventana a los “desafíos a los que las personas de otros grupos minoritarios se ocupan".