Le han asustado las últimas caídas en las bolsas en la última semana. Probablemente sí. Al menos eso es lo que dejaba entrever el último informe sobre los flujos de fondos globales.

En las últimas semanas, el dinero ha salido en tromba en busca de algunos activos exentos de riesgo y, como en la mayor parte de las ocasiones, han sobresalido los bonos del tesoro de Estados Unidos. Tanto, que en algunos momentos de la pasada semana, su rentabilidad llegó a caer por debajo del 2%.

Poco atractivo, ¿verdad? Más, sobre todo, si lo que usted busca es un refugio donde pasar el temporal que auguran muchos analistas. Históricamente en estas ocasiones algunos inversores más tradicionales solían acudir a valores con alta rentabilidad por dividendo. Es decir, si usted siente algo de resquemor por las semanas que están por venir, pero tampoco quiere renunciar a meter en su bolsillo algo de dinero, ¿por qué no invertir en acciones que pagan un dividendo considerablemente más alto que el de los bonos del tesoro?

Lo cierto es que con ese 2% tampoco es muy difícil, ya que en Estados Unidos tradicionalmente no se han caracterizado por ser grandes pagadores de dividendos. De hecho, es memorable cómo una compañía como Berkshire Hathaway, que dirige Warren Buffett, se ha caracterizado históricamente por no pagar dividendos. De hecho, el inversor afirma que “una compañía rentable puede distribuir sus beneficios de varias formas. Un equipo directivo debe examinar qué posibilidades hay para reinvertir su dinero y ser más eficiente, expandirse, aumentar sus líneas de negocio y diferenciarse de sus competidores, antes de pagar un dividendo”.

Sin embargo, a pesar de que Estados Unidos prefieren opciones como la recompra de acciones, lo cierto es que hay un puñado de empresas que pagan un dividendo razonable. De hecho, en el S&P 500 hay 182 compañías que pagan un dividendo superior a la rentabilidad del bono.

La cotizada que paga un mayor dividendo en todo el S&P 500 es Windstream Holdings . En concreto, esta compañía que ofrece servicios de telecomunicaciones en el país, ofrece una rentabilidad por dividendo del 12,5%, digna de países con más tradición en esta fórmula de retribución a los accionistas, como España. Se trata, de hecho, de la única empresa del índice que paga más del 10%.

Precisamente es otra empresa del sector, Frontier Communications Corporation, la segunda empresa con una mayor rentabilidad por dividendo dentro de este índice. La empresa paga una 8,6% anual, que ya es más que lo que gana el propio índice desde enero.

No es de extrañar que la tercera empresa que más dividendos reparte entre sus accionistas también es una empresa de telecomunicaciones, CenturyLink, que paga una rentabilidad por dividendo del 6,8%.

Después de las tres compañías del sector de telecomunicaciones se sitúan dos empresas de uno de los sectores más castigados en los últimos meses en bolsa, debido sobre todo a los miedos de desaceleración económica en Europa y China y a la caída del precio del petróleo, la energía.

De esta forma, First Energy retribuye a sus accionistas con una rentabilidad por dividendo de un 6,7%. Eso sí, hay que tener en cuenta que cae un 26% en bolsa desde el 11 de septiembre.

También cae más de un 25% Diamond offshore drilling, la quinta empresa que más rentabilidad por dividendo del S&P 500 paga en la actualidad, un 6,1%.



Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.