Como cada mes, Robert Casajuana i Alujas analiza la situación macroeconómica y de mercado.  
  • Los rebotes de ayer llegaron al calor de los datos que vienen de china del PIB. Pero ¿son realmente tan positivos como se lo ha tomado el mercado?
  •  
Es bastante sorprendente porque tenemos dato de China que realmente es peor de lo esperado y los mercados lo han descontado muy positivamente, creo que puede ser por varios motivos. En primer lugar, es una lectura negativa porque se confirma crecimiento por debajo del 7%, además hoy han salido las previsiones del FMI y en China se va bajando para llegar a 2017 con un crecimiento del 6%. Además si vemos las partidas, producción industrial han bajado, ventas minoristas han bajado…con lo que no habría muchos motivos para estas subidas pero es cierto que, ante este escenario en que China lo que tiene que hacer es un cambio productivo para centrarse más en la reducción de su capacidad productiva e instalada,  los datos negativos serán la excusa perfecta para tener una política monetaria expansiva en China. Posibles bajadas de tipos, inyección de liquidez…con lo que se pondrán las pilas para ayudar a la economía como lo han hecho en EEUU, Japón, Reino Unido o Europa.
 
  •  Otro de los factores que han provocado el rebote es el precio del crudo. Ayer hubo un levantamiento de las sanciones internacionales a Irán, l oque previsiblemente hará recortar más aun el precio de la materia prima. ¿Dónde ven ustedes el suelo?
  •  

El problema del precio del crudo es por el lado de la oferta. Para poder rentabilizar las inversores se incrementó mucho la producción, con lo que hay una sobreoferta que no parece que a corto plazo se vaya a reducir. Sí que es cierto que tenemos datos positivos para estabilizar los datos tan negativos, creo que estamos en mínimos pero los países no OPEP como Estados Unidos tendrán una reducción de la oferta.

Dentro de las regiones OPEP hay muchas opiniones y no parece que estén por la labor de bajar producción. Y tenemos el problema añadido de Irán, que obviamente vuelve a entrar en mercado. Es un jugador importante para la producción de petróleo y no se instalarán de nueva plena capacidad pero paulatinamente se incrementará. Esto supondrá que haya una leve mejora para el mercado del crudo.
 
  •   Esta semana un informe de Jp Morgan hablaba de que el mercado de high yield está poniendo en precio un 50% de probabilidades de recesión.  ¿Lo cree así?
  •  
Los spreads se han ampliado en los bonos corporativos de high yield. Ya en 2014 empezaron, continuaron en 2015 y esto no es una buena señal. Los spreads del high yield americano, teniendo en cuenta el sector de la energía, es mucho  mayor a finales del año pasado y comienzos de este que si hacemos este mismo índice con todos los corporativos americanos ex energía. Si sacamos el sector energético hablamos de 600-700 puntos de diferencia con lo que creo que si en 2017 se normaliza o mejora la situación del sector energético y no daña tanto a los corporativos high yield, no creo que la situación sea para prever posibilidades tan altas de recesión.
 
  • Esta semana tenemos reunión del BCE, ¿a qué tenemos que estar pendientes para evitar una nueva decepción por parte del organismo?
  •  
  • Ciertamente se esperaba en la última reunión de Draghi que incrementara los 60.000 millones de euros, lo que no sucedió, pero alargó los plazos.  A Draghi no le temblará el pulso si tiene que incrementar la QE o tomar otras medidas pero ciertamente vemos la mejora global en el PIB de 2015 – se espera que cerremos en 3,1% para llevar a 3,6% en 2017 – lo que va en línea con lo que está haciendo Europa y desarrolladas. Además, la inflación que busca Draghi a pesar de que 2015 cerraremos en un 0,3% se esperaba en 2016 se llegue al 1,1% y 1,7% en 2017. Si conseguimos es reflación y se acentúa el crecimiento económico en la Eurozona, Mario Draghi no deberá incrementar este activo.

En esta reunión no espero grandes cambios y en todo caso, se guardará más munición en próximas reuniones.
 
  • Estamos a punto de comenzar la temporada de resultados en España. ¿Cuál es su previsión?
  •  
La previsión es moderadamente positiva. El reflejo en resultados de las corporativas españolas continuará mejorando, no sólo en márgenes y ventas sino en desendeudamiento pero ahí tenemos un interrogante muy  grande: la mayor o menor estabilidad política en España pero sobre todo lo que sean intereses de empresas del Ibex en Latinoamérica.  Brasil, Argentina..y en funicón de cómo vayan podrán dañar o no estas mejoras en la economía española.

En los tres primeros trimestres de 2015, un 50% de las compañías del Ibex superaron expectativas de BPA. Creo que se continuará en esta línea y el único interrogante que generará incertidumbre es lo que nos llegue de Latam.
  •  
  • ¿Cree que podríamos tomar alguna posición de cara a esta temporada?
  •  
  • Para esta temporada uno de los valores que miramos es Gamesa, que ha hecho un esfuerzo importante de diversificación, ha centrado su negocio en energía solar. El beneficio neto de los nueve primeros meses del año se ha doblado respecto al período del año anterior y si vemos el gráfico se ve que aguanta el soporte de los 14 euros. Teniendo en cuenta este apoyo por fundamentales tiene potencial de revalorización del 14-5% hasta los 17 euros. ES una apuesta por fundamentales.
 
  •  ¿Cree que podemos encontrar potencial en banca actualmente?

Actualmente en la banca española tiene unos múltiplos de valoración atractivos. Sabadell está a un per de 14.885%, BBVA 10.52x pero el que está mejor es Santander en 8,57 veces, con lo que es un sector que tiene mucho recorrido, tiene descuento importante a los actuales precios. No sé si es un valor para entrar en este momento pero teniendo en cuenta que Santander tiene esta valoración, si tuviéramos que entrar en el sector, lo haríamos en esta entidad.