Como cada mes,  Jaume Puig nos expone su visión del mercado y dónde ve las recomendaciones  actualmente. 
De todos los factores de incertidumbre que tenemos en el mes de junio, ¿cuál le preocupa más?
El mes de junio puede ser interesante porque hay varios factores como las elecciones de reino Unido y España y finalmente la posibilidad de que la FED suba tipos. De largo, el que creo que el mercado estará centrado es en la subida de tipos por parte de la FED porque es importante centrarse en los mensajes que están dando los diferentes bancos centrales. Vemos la FED que cada día da un paso más de que subirá no sólo dos veces sino tres en el año.  Y hemos visto Banco de Japón que ha dicho que no está dispuesto a hacer nada más de entrada. ES importante este mes de junio porque se está viendo que el mercado se está tomando muy bien las noticias de posible endurecimiento de política monetaria, con lo que es altamente probable que se suban los tipos. El gran test del mercado será la reacción a la subida de tipos por parte de la FED.

El Ibex35 lleva unos meses lateral. ¿Ha cambiado sus niveles objetivo?
Una cosa es que el Ibex35 esté parado pero no es exclusivo del Ibex, llevamos meses aletargados, sin volatilidad con unos rangos de valoración muy bajos, volúmenes negociados irrisorios y lo que vemos es un mercado que está esperando. Pero lo importante es que las noticias subyacentes son buenas. Los miedos de China, petróleo o una desaceleración en EEUU han pasado a mejor vida y la campaña de resultados han sido buenos, con sorpresas positivas, con las empresas ganando alrededor de un 3% más.
Ni modificación de precios actuales, ni modificación de objetivos.

Hay muchas voces que empiezan a ver, con la reciente subida del petróleo, valor en compañías como Repsol o Técnicas Reunidas ¿Le gusta alguna? ¿Por qué?
El hecho de que el crudo se mantenga entre los 30 dólares y los 60 dólares, coste de producción del fracking, es muy bueno. Primero, para el conjunto de empresas pero además es un nivel de confort. Ahora bien, ese nivel de confort para las petroleras es el rango bajo de precios para toar posiciones pero hay que mirar mucho la compañía. Claramente hay compañías que han caído más que otras. No sólo es el precio del crudo sino que hay que mirar qué acciones ha hecho la compañía. Repsol compró Talisman para desarrollar el negocio de exploración, aumentó la deuda de la compañía, con lo que para mí no es una opción. Escogería otras como Royal Dutch Shell o Total, y si se compara con Técnicas, me quedaría con esta última.

Una vez conocida la mayor parte de los resultados empresariales, ¿con qué compañías se quedaría?
Con lo que me quedaría es que con que hay que comprar bolsa. Las sorpresas han sido positivas en un poco más del 3% pero el tema no sólo esto sino que además ha sido en todos los sectores. Si ponemos todas las empresas de EEUU en diez sectores, todos han mejorado sus beneficios respecto a previsiones. Si vemos el caso europeo, es cierto uqe los beneficios han subido en torno a un 3% pero por sectores, de diez, ocho han sorprendido. Con lo que la conclusión es que los resultados son buenos a nivel general con lo que me quedaría con comprar bolsa en general en vez de primar un sector frente a otro.

¿Le gusta algún banco español?
Respecto  a banca española no hay ningún cambio. La banca doméstica seguimos sin comprarla. Nosotros seguimos sin comprar banca pues sus problemas siguen siendo grandes, hemos visto la reacción a las cláusulas suelo y en banca doméstica no compramos aunque seguimos acumulando BBVA y podríamos hacerlo perfectamente en Santander desde estos niveles.

¿Qué le parecen las últimas OPV que han salido? ¿Le gusta alguna?
De las OPVs que han salido hasta ahora diría que la valoración ha sido muy alta. Al final hay que ver quién vende – hemos visto que algunas han sido lideradas por capital riesgo – y me da la impresión de que estas compañías han querido ir demasiado deprisa. Nosotros ese un tema de valoración, no hemos acudido a las últimas, pero creo que en las salidas quien vende tiene que ser sensible a la situación del mercado. No tiene sentido que el mercado tiene descuento y ofrece compañías muy baratas y que las compañías que salen, lo quieran hacer sin descuento. Si esto es así, seguiremos comprando compañías en mercado y no acudiremos a las salidas.

¿Qué recomendación ofrece este entorno?
Con los beneficios empresariales que están bien, dividendos que se han incrementado en torno a un 20% más que en 2007 (previo a Lehman Brothers), con lo que las bolsas deberían estar por encima de los niveles actuales. Están en fase de acumulación. Si lo comparamos con las rentabilidades de los bonos a diez años no hay encaje porque normalmente las rentabilidades de los bonos son superiores a la rentabilidad por dividendo de las bolsas y esto está completamente girado, con lo que sería una situación en la que el inversor debería endeudarse para comprar renta variable. Es muy curioso porque este proceder, que sería el racional, hay gente que lo está haciendo (como las empresas) a través de la recompra de acciones.  Las empresas americanas han estado endeudándose para comprar sus propias acciones, les ha valido la pena porque el S&P500 está en máximos. También es cierto uqe cuando los mercados suban, veremos a seguidores de tendencias subiendo o personas endeudándose para comprar renta variable.  A estas personas les diría que esperen y lo hagan ahora porque las valoraciones son más bajas.