El experto señala cuáles son los temas centrales a los que nos debemos ceñir el próximo año en las bolsas que podrían influir como catalizadores negativos.
Nouriel Roubini ve cinco potenciales peligros económicos en 2015 y cree que la combinación entre todos podría llevar al sistema financiero mundial a desarrollar la tormenta perfecta.

Los riesgos que destaca son: una repetición de la crisis de la eurozona, un aterrizaje brusco en China, un fracaso de la Abenomics para reactivar Japón y los riesgos geopolíticos y de choque causado por la fortaleza del dólar.

Los riesgos geopolíticos

Una de las mayores sorpresas de 2014 es que los riesgos geopolíticos no han dañado los mercados. Roubini cree que esto se debe a que los bancos centrales “han ido suprimiendo la volatilidad”. Mientras algunos bancos continuarán con esa dinámica en 2015 se espera que “la Reserva Federal y el Banco de Inglaterra suban los tipos de interés el año que viene”.

“Hasta ahora, los impactos son más económicos que financieros”, explica. “El conflicto entre Rusia y Ucrania está afectando el crecimiento y las exportaciones en Alemania y en toda Europa”, añade. “Todavía no se ve el impacto financiero, pero se puede ver el impacto económico real”, describe.

Aterrizaje forzoso de China

"Por un lado se verá un aterrizaje duro puesto que el crecimiento de China se desacelera hasta un 3% o un 4% y luego está el aterrizaje suave del consenso del gobierno", dice Roubini. "Nuestro punto de vista es que su crecimiento se ralentizará un 6% en 2015 y por debajo del 6% para el año 2016", expone.

Crecimiento del PIB de China

Crecimiento PIB de China


El crecimiento global

Roubini predice que el crecimiento global se incrementará ligeramente el próximo año. Ve un crecimiento en las economías desarrolladas de manera mediocre pero dentro de los mercados emergentes “las cosas van a ser muy frágiles, principalmente en China y gran parte de Asia, pero otros lo harán bien”. Señala a la India, Indonesia y México como países en los que se verá un gran crecimiento.