Sara Carbonell, relationship manager de CMC Markets, analiza la actualidad de los mercados mundiales.
 
Mariano Rajoy ya ha sido nombrado presidente del Gobierno, ¿cree que esto facilitará la vuelta de la inversión, especialmente de los extranjeros, que poseen un 80% de nuestra bolsa?

Qué duda cabe que siempre da más estabilidad, pues no era lógico que lleváramos casi un año sin Gobierno. Pero pensando en los mercados, la política no suele tener tanta repercusión. Sí es cierto que puede ayudar pues, además, la mayor parte del tejido empresarial prefería un Gobierno de Mariano Rajoy. Así que, en principio, sería positivo para las compañías.

Donde sí tiene incidencia la política en los mercados en EEUU, pues a una semana de las elecciones presidenciales, la Fed no parece que vaya mover ficha este miércoles. Sin embargo, ¿cree que será lo hará en la reunión de diciembre?
Debido a que el tema político impacta el doble que puede hacerlo aquí, en esta reunión el mercado no descuenta que vaya a haber ningún movimiento, precisamente porque las elecciones son dentro de unos días. Ahora bien, creo que van a dejar de ser cautos en su discurso, como se pudo observar en Janet Yellen la última vez y también en Fischer, que es el número 2, que se muestra a favor de que la subida de tipos se lleve a cabo ya. Creo que en diciembre sí habrá subida de tipos, por lo que con el discurso de este mes irá preparando al mercado. 

¿El Banco de Inglaterra tomará alguna medida de política monetaria este jueves para frenar la devaluación de la libra? Creo que esta semana no habrá medidas, pues estarán esperando a ver qué pasa con la subida de tipos de aquí a final de año en EEUU, pues cuando suban tipos en EEUU, el dólar se apreciará y la libra se depreciará aún más. El Banco de Inglaterra está en una encrucijada pues, podría bajar tipos para estimular la economía, pero esto sólo conseguiría depreciar aún más la libra, y todos los inversores y las empresas que tengan activos en libras, van a valer menos, generando desconfianza y desincentivando inversión.
 
El jueves publicará sus cuentas de los nueve primeros meses del año Repsol, ¿qué espera de estos resultados?
Barclays prevé un beneficio de 350 millones de euros, lo que supondría un incremento del 120% con respecto al año anterior. Lo que sí creo que es al final Repsol ha capeado muy bien el temporal. En su Plan Estratégico 2016-2020 manejaba un precio del crudo en torno a 50 dólares por barril y prácticamente ya está en esos niveles. No obstante, tras la reunión extraoficial de productores no OPEP del fin de semana, parece que está más difícil que la OPEP llegue a un acuerdo de recorte de la producción a finales de noviembre. Hay volatilidad en los precios del barril, pero de media este año hemos visto al crudo más cerca de lso 50 dólares.

Desde los mínimos de enero Repsol se ha revalorizado un 60%, es una de las grandes ganadoras de este año a pesar del entorno. Sus cuentas nos van a sorprender por la parte del upstream y será importante ver cuánto ha reducido deuda tras la venta de activos, como una participación en Gas Natural. Así que, creo que van a ser resultados positivos, aunque ojo con la cotización porque ya cotiza cerca de los precios objetivos de la mayor parte de casas de análisis.