José Lizán, gestor de SICAVs Auriga Sociedad de Valores, repasa la actualidad de los mercados y habla sobre algunos valores que están, en estos momentos, en el foco de los inversores.
¿Qué podemos esperar del mercado español?

La realidad, nos solo del Ibex 35, sino también del Eurostoxx, del DAX, es que podríamos decir que llevamos 20 meses desde octubre de 2013 a octubre de 2015 en los que no hemos hecho prácticamente nada. Hemos fluctuado en torno a la zona de los 9.700-10.000 puntos. Hemos ido para arriba un 10% y para abajo otro 10%, pero siempre hemos estado pivotando sobre esa zona. Entonces la realidad es que hay un movimiento lateral muy importante en el Ibex. ¿Tiene sentido ese movimiento lateral? Si miramos que los fundamentales de la economía española están sacando la cabeza por primera vez durante mucho tiempo, pero los de Latinoamérica que nos ponderan mucho en las grandes blue chips de España están empezando a deteriorarse, pues tendría cierto sentido. Es decir, que el mercado por una parte se vea compensado por la mejora en España, pero por otro descompensado por el empeoramiento de Latinoamérica. Al final eso te produce un bucle en los BPA de las compañías que en el mejor de los escenarios lo que mejoras en España lo empeoras en Latam. Si atendemos a los BPA de España ha habido incluso en ese escenario una cierta mejora, porque la parte europea o española respecto a Latam ha ponderado un poco más y el BPA acumulado de las empresas españolas es, si nos creemos los resultados de los bancos, +30% y si no nos los creemos y nos olvidamos de la mejora por no provisiones de la banca +12% o +13%. Desde mi punto de vista tendría que haber una cierta mejora o estar más en las partes altas del rango que en las partes bajas porque ahora mismo está pesando más la parte de Latinoamérica que la parte de mejora de beneficios empresariales de las compañías. Con esto quiero decir que los altos que vimos con el escenario que hay en Latam y la incertidumbre de crecimiento va a ser muy complicado volver a verlos al menos en los próximos seis meses, pero sí que creo que nos vamos a quedar a mitad de camino de los altos. Ver 10.000 altos en los próximos dos o tres meses va a ser bastante factible.

¿Podríamos esperar un entorno más complejo a medida que avance el tiempo y se vaya acercando esa fecha de la subida de tipos de interés?

La verdad es que ninguna fecha va a ser buena para subirlo y eso parece que es un poco lo que le pasa a la Reserva Federal. Veíamos incluso declaraciones del propio Ben Bernanke, que decía que no hay prisa. Si recordamos la crisis del 29, el gran error que se produjo fue anticipar la contracción de la política monetaria y volvió a meter en recesión a Estados Unidos. Creo que no quieren cometer errores del pasado y por eso hay esas dudas. Esa tibieza a la hora de ir a subir la política monetaria porque no quieren ser ellos los artífices de cargarse la recuperación económica. La realidad es que el hecho de que los tipos estén al 0,25% o estén al 1%, la diferencia no es ni mucho menos sustancial. Pienso que un guiño sí se va a producir tarde o temprano. No sé si en diciembre o en enero. Creo que será un cuarto de punto, pero será un mensaje muy contundente de “hemos subido un cuarto de punto y ahora vamos a ver qué pasa con la economía”. El mensaje va a ser que no es el inicio de una subida continuada de tipos de interés, sino de normalizar la curva de tipos. Que por otro lado para el conjunto del sector bancario es positivo. Una curva de tipos cero es una anomalía financiera. Genera distorsiones y al sector financiero le recrudece mucho su negocio. No recordemos que el sector bancario es el pulmón de todo el sistema capitalista. Es necesario ir haciéndolo, pero no pasar los tipos del 0,25% al 4%, que es lo que todo el mundo quiere pronosticar.

Mirando en concreto al mercado español tenemos la publicación de resultados del tercer trimestre ya a la vuelta de la esquina. ¿Qué se puede esperar de esta temporada de resultados?

En mi opinión van a seguir con cierta inercia. La parte de divisas latam va a seguir lastrando a todos los exportadores de Latinoamérica, porque el real brasileño no ha parado en el trimestre de depreciarse y el conjunto de divisas tampoco. El euro se ha depreciado contra el dólar y para algunas compañías será positivo y para otras impactará negativamente. La parte española como decíamos está en plan expansión, en todo lo que es mercado doméstico. Los números de los hoteles serán buenos, los números de las papeleras serán buenos, los números de los cíclicos serán buenos. Los de IAG serán buenos. Creo que Telefónica va a sorprender positivamente. Ha habido una pasada de frenada en Telefónica con esta caída espectacular. Hemos cotizado a cero el valor de Brasil, cosa que me parece un auténtico disparate cuando justo el mercado español parece que está sacando la cabeza, con el mercado alemán mejorando y con una integración y una teleco de mucho más calidad. Es verdad que está el riesgo de la operación de O2 que se pueda paralizar o no por el regulador, pero creo que los resultados de Telefónica van a mostrar debilidad por las divisas en Latam, pero el resto de números van a seguir siendo buenos. Creo que el mercado ha sobrerreaccionado y probablemente Telefónica se vaya por encima de 12 euros cuando publique resultados.

¿Se podría pescar alguna acción relacionada con el consumo en España de cara al último trimestre?

En España hay poco consumo. Hay muy pocos presentes porque los grandes jugadores mundiales de consumo son multinacionales internacionales que en España no tiene prácticamente presencia. Tenemos algún valor de nicho o algún valor en algún sector, pero no hay un Procter&Gamble. Si nos fijamos a las multinacionales, creo que su momento ya ha pasado. Al igual que el sector de autos. Hay una rotación sectorial.

Sin embargo aquí en España parece que DIA ha sido lo contrario. Ha sufrido una caída bastante fuerte. ¿Se podría aprovechar esta compañía o es complicado?

Ha rebotado casi 80 céntimos de la zona de mínimos que hizo. DIA creo que sí que se veía un deterioro en sus números de los últimos trimestres y con buen criterio se ha bajado la acción de 8,5 euros hasta 5 euros. Desde mi punto de vista es demasiado irse a 5 euros, porque ha hecho una serie de movimientos la compañía para defenderse de eso, que es comprar una serie de cadena de tiendas y meterlas en sus modelos de trabajo que hace que los márgenes mejoren. Está siendo uno de los claros líderes y a día de hoy es el único capaz de competir con Mercadona en España y eso es hablar muy fuerte. Para mí los números de DIA son para valer 6,5 euros que para valer 5 euros. Con esto quiere decir que 5 es una compra y por encima de 6 euros es una venta. Pero que nadie espere que DIA desde mi punto de vista vuelva a la zona de 8,5 euros, porque creo que eso va a hacer falta mucho más para que la veamos por encima de los 6,5 euros.

Por otro lado, se ha hecho efectiva la ampliación de capital de OHL. ¿Qué podemos esperar para la compañía? ¿Sería buen momento ahora para entrar?

Lo comentábamos en estos mismos micrófonos hace unas semanas. De OHL solo faltaba conocer el precio y ya lo hemos visto. Yo hablaba de 6 o 7 euros y me he quedado corto. 5,02 creo que es el precio de ampliación de capital. El descuento es salvaje. Yo lo que haría sería dejar gotear la acción hasta que acabe la ampliación de capital y unos días antes, no digo el último el último día, posicionarme porque creo que al final se va a quedar con un descuento brutal por el impacto que supone las cuentas esta dilución para el conjunto de accionistas que muy probablemente tenga una fase de rebote. Creo que es el momento que se va a generar una oportunidad de comprar OHL con múltiplos muy baratos. Tendremos 15 días de ampliación así que tendremos tiempo de posicionarnos en el valor.

¿Qué opina de Repsol? Los últimos movimientos empresariales que está haciendo parece que podría ser el momento de entrar…

Repsol se equivocó en el timing de comprar Talisman. Nadie preveía un shock del petróleo tan fuerte y tan brusco. Evidentemente comprar la petrolera cuando estaba cotizando el crudo a 70 u 80 dólares el barril, y que se te vaya a 40 dólares, pues evidentemente has cometido un error de estrategia. En Repsol primó la estrategia a largo plazo del grupo, de compensar no ser solo una refinera. Se fueron a un país no emergente como es Canadá escarmentados un poco de todo el tema YPF, pero evidentemente lo han pagado caro. Se podría recuperar el año que viene. Pero evidentemente si el crudo está a 40 o 50 dólares el barril le va a ir generando destrucción de caja. Yo creo que las tensiones en el mercado está cotizando eso. Cuánto va a destruir de caja en los próximos años por parte de Talisman y de Upstream y qué va a tener que hacer para compensar esa destrucción. Si está en juego el dividendo. Lo que está haciendo está desinvertir para compensar esos números y no tener que poner en juego el dividendo. Este movimiento de vender activos no estratégicos es positivo para el corto plazo, pero desde mi punto de vista esto es simplemente un rebote para Repsol. Creo que en la zona de 13 euros o 14 euros es una descarga total de posiciones en Repsol y por debajo de 10 euros será una compra. Pero pienso que es un movimiento de rebote.

También le quería preguntar por Abengoa que ha tenido muchos cambios últimamente. ¿Cómo ve a esta compañía y a la acción en particular?

Es una acción que no tocaría. He sido muy crítico siempre con el grupo. La realidad es que meter una compañía en concurso de acreedores, para estos es mucho más costoso que intentar reflotarla siempre y cuando haya activos. Creo que Abengoa era una bola de deuda enorme pero que había muchos activos dentro del grupo. La banca acreedora ha optado por el camino dulce dentro de una situación compleja. Es decir, no meterla en concurso porque habrían perdido mucho más y los costes de echar a todo el personal y de quebrar una empresa se lleva por delante muchísimo patrimonio del grupo y lo que van a hacer es una reestructuración ordenada ya estando la banca acreedora tomando las riendas del control de la compañía. Abengoa lo que va a hacer en los próximos meses es ir desinvirtiendo en activos, su cuenta de resultados y su Ebitda se va a ir mermando y la bola de deuda va a ir bajando. También el número de empleados se irá reduciendo con las divisiones que vayan vendiendo. Lo que espero en la acción de Abengoa es un desmantelamiento de la compañía poco a poco. Esto no va a ser positivo para el accionista. Que nadie espere que porque se haya salvado por la ampliación de capital. Al revés, lo que están haciendo es diluir al conjunto de accionistas ampliando capital y repartiendo esos activos entre más accionistas. Al final con esa dilución lo que vamos a ir viendo es que, a pesar de que la compañía no va a entrar en concurso, va a ir haciendo que la cuenta de resultados merme. Creo que no es una compañía para tener en cartera.

¿Qué valores recomendaría para tener en cartera?

He aprovechado estas caídas para entrar en índice, es verdad que cogí Telefónica por debajo de 11 euros, incrementé Repsol, incrementé Acerinox en la zona de 8 euros, o compré DIA en 5 euros. Estratégicamente en la cartera, posiciones de estar sentado y a largo plazo siguen siendo las mismas: hoteles, papeleras, telecomunicaciones en Europa, construcción en Europa. Una cosa es la cartera estable y de largo plazo y otra cosa es que haya precios que haya que entrar. He cogido más beta en la caída, más índice, pero si vuelve a zona de 10.800 o 10.900, desharé posiciones en índice y seguiré manteniendo lo que esté en tendencia a largo plazo. Masmovil es una compañía que he aprovechado el rebote desde 10 a 23 euros. Ese tipo de oportunidades que el mercado brinda.