Carax-Alphavalue, por su parte, estima un potencial del 49,2%, en las acciones de Telefónica, compañía que hoy confirmará a Álvarez-Pallete como nuevo presidente ejecutivo.

La firma japonesa establece un precio objetivo de 125 euros para las acciones de AENA. Teniendo en cuenta que las acciones cotizan en estos momentos a un precio de 116 euros, el potencial de revalorización de las acciones de la compañía podría ascender hasta el 8%.  

Carax- Alphavalue, por su parte, recomienda comprar títulos de Repsol, Telefónica y NH. Para las acciones de la petrolera prevé un potencial del 31,7%, al ubicar su precio objetivo en los 12,3 euros (actualmente cotiza a 9,3 euros). Carax valora positivamente el hecho de que el regulador canadiense haya dado el visto bueno a la compañía para que continúe con sus operaciones de fracking en Alberta tras el terremoto que sufrió la región en el mes de enero.

Para NH, por su parte, Carax estima un precio objetivo de 5,42 euros por acción. La firma estadounidense valora positivamente la reapertura de tres hoteles en Países Bajos. De este modo, el potencial de revalorización de las acciones de la hotelera asciende al 41,7%.

Las acciones de Telefónica, que confirmará hoy a Álvarez-Pallete como nuevo presidente ejecutivo tras la dimisión de César Alierta, cuentan con un precio objetivo de 13,7 euros, situándose, de este modo, un 49,2% por encima del precio al que cotiza actualmente.

Para Amadeus, BBVA, Gamesa y Grifols, Carax recomienda añadir. Amadeus sufre una revisión al alza de su precio objetivo, que pasa de los 41,4 euros del anterior informe a los 42,8 euros actuales, mientras que para la entidad financiera señala un precio objetivo de 6,33 euros por título, precio un 17% superior al que cotiza actualmente.
Sobre Gamesa, que acaba de adjudicarse dos contratos en China para la instalación de turbinas en dos parques eólicos, Carax ubica su precio objetivo en los 17,7 euros. De cumplirse las estimaciones de la compañía, las acciones de la compañía contarían con un potencial de revalorización del 7,4%.

Por último, la reciente operación de Grifols, que ha desembolsado 100 millones de euros para comprar el 49% de la Interstate Blood Bank, una compañía estadounidense especializada en la recolección de plasma, ha sido bien recibida por los analistas de Carax-Alphavalue, que estiman un potencial de revalorización para las acciones de la compañía del 19,8%, ya que el precio objetivo se sitúa en los 24,2 euros (4 euros por encima del precio al que cotiza actualmente).