Víctor Peiro, director de análisis de Beka Finance viisita el plató de la Bolsa de Madrid para analizar la situación de los mercados y el impacto de las distintas variables sobre el precio de las acciones. 

Los mercados han iniciado el mes de septiembre de nuevo con dudas en torno a China. ¿Están justificadas las caídas  o cree que se ha exagerado el movimiento?
Creo que hay un poco de las dos cosas. Lo mercados exageran los movimientos porque los hacen en tiempos más cortos y, sin embargo, los cambios económicos son más lentos y se producen más despacio. En ese sentido, hay cierta justificación en lo de China porque hace tres años crecía alrededor del 10% y ahora el 6% en una economía que pea un 16% en la economía mundial. Decir que no está pasando nada me parece muy agresivo pero de ahí a lo que ha hecho el mercado, también es muy exagerado. El mundo se está equilibrando entre los países desarrollados y los emergentes, todos irán hacia crecimientos del 3% y eso que está ajustando el FMI.
Dicho eso, hay que analizar qué empresas descontaban ratios de crecimiento altísimo y no podrán cumplirse y cuáles no están afectadas por eso. Por ahora, es cierto que la volatilidad está ahí y es complicado que se frene de repente porque tenemos un tercer trimestre de muchas dudas de lo que hará la FED, el BCE y dudas políticas en Europa.

En su última intervención nos hablaba de que el Fair Value del Ibex35 estaba en 12.000 puntos. Por entonces, cotizaba en los 10.900 puntos.  ¿Sigue manteniendo ese objetivo?

La exposición de las compañías españolas toda la tormenta de tipos de cambio en China es muy limitada. Tenemos que ver qué pasa con algunas exposiciones a Brasil y eso puede ajustar algo las valoraciones pero no mucho. Una cosa es el fair value y otra, cuándo lo alcanzará. Si no llega a ser por Grecia ya lo habríamos alcanzado y ahora estaríamos hablando de otros niveles. El que se vaya a conseguir ahora es complicado por los temas políticos que hemos dicho, a no ser que el banco Central ayude de alguna manera. Algo que es complicado porque la economía europea no tiene mucho que ver con China y la economía va medio bien en Europa, con lo que no habría razones para ser más agresivo. Ahora veo complicado alcanzar los 12.000 puntos antes de final de año pero no que podamos alcanzarlo a comienzos del próximo año. 


¿Cree que realmente las elecciones pueden llegar a ser un factor desestabilizador de los mercados?
Nosotros hablando con inversores es cierto que no se considera un escenario negativo en ninguna de las dos elecciones: ni que haya un enfrentamiento total entre Cataluña y el Estado o que ganen partidos populistas en España pero es cierto que algunos hasta que no vean el resultados de las elecciones, dejarán las inversiones paralizadas. Puede llegar a ser desestabilizador porque muchos inversores decidirán dejar en stand by sus inversiones en España.

A pesar de la caída de más del 8% el Ibex35 en agosto, Aena e Indra han resistido. ¿Le gustan?
En el caso de Aena jugamos a algo bastante estable que va muy bien. Sea por motivos turísticos, económicos o de inmigración hay muchos movimientos, está cara pero es cierto que es muy segura.

Indra es totalmente distinto. Es una compañía en reestructuración y que empieza a poner los mimbres para que la situación de la empresa cambie. En verano se ha firmado el ERE, ahora lo tienen que ejecutar con lo que van cumpliendo con el calendario de la compañía.

¿Cree que es momento de mantener la liquidez o de empezar a hacer cartera?

Creo que la liquidez ahora es una joya pues las inflaciones son muy bajas, la rentabilidad de los activos sin riesgo son muy bajas y la principal norma de cualquier gestor es preservar el capital Con todas estas dudas hay que tener algo de liquidez pero siempre se tiene que dividir en renta variable, que la tendría un poco baja en empresas no cíclicas en España y compañías muy punteras con negocios muy atractivos en Alemania. Luego iría incrementando en función de castigos excesivos en compañías.

En renta variable no tendría más del 50% frente al otro 50% que estaría en liquidez e incluso sector inmobiliario.

En compañías en las que ya estaríamos Endesa y Enagás, Telefónica pues sigue manteniendo el atractivo y la parte de Brasil no le penalizará mucho, NH Hoteles como apuesta clara de turismo. Además, Inditex publicará buenos resultados, ha caído en línea con lo del Ibex y creemos que es una opción a tener en cuenta. ACS también queda algo más atractivo en precios.