Algunos valores del selectivo de la Bolsa de Madrid experimentan un respingo técnico dejado atrás la situación de consolidación técnica para revalidar su tendencia alcista a corto plazo, dar un empujón adicional a su cotización y, de paso, apoyar al Ibex 35, que vuelve a soñar con los 11.000 enteros… si los blue chips se dignan a acompañar, claro.



Basándonos en nuestras alertas de cambio de ciclo, observamos varios valores que se levantan de la tumbona sobre la que estaban consolidando las subidas precedentes y se vuelven alcistas, al menos, en el corto plazo:  

MEDIASET
Después de convertirse el año pasado en uno de los estandartes alcistas del Ibex 35, este ejercicio Mediaset se ha entretenido básicamente en consolidar aquellas subidas. Si observamos el gráfico de este 2014, vemos que la antigua Telecinco ha tenido dos grandes movimientos de ida y de vuelta. A principios de año marcó sus máximos anuales en los 9,27 euros y después se vino abajo hasta hacer suelo en los 7,40 euros en mayo. A partir de ese punto, levantó de nuevo el vuelo, aunque se atascó entre junio y julio en un lateral de 1 euros (entre los 9 euros por arriba y los 8 por abajo). Ahora bien, la semana pasada los inversores premiaron fuertemente a la acción tras presentar resultados del primer semestre y le concedieron a Mediaset la gracia para escapar de la mejor forma de este lateral. Tras romper los 9 euros el valor tiene como objetivo volver a máximos anuales en los citados 9,27 euros y, posteriormente podría incluso atacar los 10,50 euros. Ahora bien, hay que tener en cuenta que la ruptura de los 9,50 euros se plantea complicada, ya que supone una resistencia mayor, pues el valor ha dibujado una figura chartista conocida como “taza con asa”, cuyo borde es precisamente este nivel. El asa representa la consolidación final y lo más prudente esperar a una ruptura por encima de la resistencia de la línea establecida por los máximos de la copa.

cotizacion mediaset



AMADEUS
Tras convertirse en uno de los valores más penalizados del primer semestre, Amadeus amenaza con resurgir. De hecho, a corto plazo ha roto la directriz bajista que condicionaba su cotización desde 31 euros, rebotando nuevamente en la zona de 29,50 euros. Con esta vuelta el valor también recupera las esperanzas de realizar un pull back a la directriz alcista de largo plazo que arrancó en diciembre de 2012 y que perdió apenas hace un mes. Si lograra colocarse por encima de los 32 euros Amadeus volvería a estar en subida libre.
No obstante, no podemos obviar la debilidad que ha mostrado este año, en el que acumula ligeras minusvalías técnicas. Por ello, si vuelve a perder el soporte de los 29,50 euros, caerá hasta los 28 y los 27 euros consecutivamente, lo que le colocaría en mínimos anuales.

cotizacion amadeus


REPSOL
El blue chip se ha caído de la cama y rebota desde los 18,20 euros. Actualmente ataca la resistencia de los 19 enteros que, por el simple hecho de ser un nivel psicológico y haber dejado un hueco en esta zona en junio, se hace complicado superar. Pero soñar es gratis, así que, si vemos que Repsol supera esta zona, volverá a máximos anuales e históricos, en los 19,62 euros. Llegados a ese nivel lo más prudente sería deshacer, al menos, parte de la posición, por si Repsol no puede ir más allá.
Si nos ponemos en la peor situación y vemos que la cotización de la petrolera se vuelve y no logra apoyarse en el soporte de los 18,20 euros, caerá hasta los 17,50. No obstante, no sería necesario llevarse las manos a la cabeza hasta que pierda los 17 euros, por donde pasa la directriz alcista de largo plazo que parte de los mínimos de agosto de 2012.

cotizacion repsol



BANKINTER
Aunque la situación técnica de Bankinter es una de las más envidiables del sector bancario e incluso del Ibex 35, pues acumula una revalorización en el año del 25%, es cierto que en el corto plazo ha sufrido un tropezón. En junio perdió la directriz alcista de largo plazo que guiaba sus ascensos desde junio de 2013 y se vino abajo. Por suerte no ha tardado en soportarse y rebotar con esperanzas de realizar un pull back a la directriz perdida. Si Bankinter logra consolidarse nuevamente por encima de los 6,70 euros será como si no hubiera pasado nada.
En cambio, si algún extraño suceso impidiera que Bankinter recuperara la directriz de largo plazo, lo peor que pudiera suceder sería que perdiera la parte baja del canal lateral en el que se ha movido la mayor parte del año, en los 5 euros. Por debajo, Bankinter volvería a darse con el nivel de los 4,50 euros que fue su losa durante dos largos meses el año pasado.

cotizacion bankinter