Dejamos el mes de julio a las espaldas. El primero del verano en el que la bajada de volumen no ha dado descanso, pues la volatilidad se ha visto alimentada por las cuentas empresariales. Así, los valores que mejor y peor lo han hecho en las últimas semanas, en gran parte han sido por los resultados presentados. A destacar que las constructoras han acabado en los dos extremos del índice. 

LOS MEJORES DEL MES AL CALOR DE SUS CUENTAS

FERROVIAL
Ferrovial ha sido la compañía que más se ha revalorizado en el mes de julio. La constructora ha acumulado una subida superior al 3%. Gran parte de ese avance lo cosechó precisamente en la última jornada del mes de julio, en la cual cotizó sus cuentas del primer semestre. Y, es que, estas cuentas fueron muy positivas, superando el consenso en cuanto a ventas y beneficios gracias a la mejora en el tráfico de las autopistas, y la apreciación de la libra.

Desde el punto de vista técnico, Ferrovial cerró julio haciendo cumbre histórica en los 22 euros, por lo que se haya en plena subida libre. La acción se lleva comportando excelentemente desde el pasado noviembre y ha ido canalizando su movimiento perfectamente. Por abajo el valor encuentra soporte en la zona de 21,50 euros, anteriores máximos históricos en los que se frenó en repetidas veces durante el mes de julio. Más abajo podría ir a apoyarse a los 20,50 euros.

ferrovial




ABERTIS
Aunque la concesionaria se convirtió en uno de los mejores valores del Ibex 35 en julio, lo cierto es que fue casi por la mínima, pues apenas subió más de un 1,3%. De hecho, sus cuentas defraudaron al mercado y, el día que las presentó cayó casi un 2%. José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga SV, justifica este descenso porque “está falto de ideas de inversión pues, si tuviera ideas de inversión claras para sacar yields altas, no recompraría propias acciones”. Y, es que, Abertis ha decidido emplear caja en reducir su capital un 6,5%, lo que dará más rentabilidad al dividendo, pero supondrá una salida de caja importante.

Desde el punto de vista técnico, Abertis está canalizando a la baja su movimiento desde que comenzara el año. Recientemente el precio se soportó en el nivel de 15,7 euros, zona que coincide con el retroceso de Fibonacci del 50% de todo el movimiento de subida que experimentó entre los mínimos de octubre y los altos de enero. Si perforara este nivel, Abertis podría caer hasta los 14,2 euros. Por arriba, la clave está en que consiga superar los 15,80 euros, por donde pasa la parte alta del canal bajista y también el retroceso de Fibonacci del 23,6%.

abertis




LOS PEORES DEL MES

OHL
La constructora presidida por Villar-Mir corrió la suerte contraria a su participada Abertis. OHL cerró el mes de julio con un desplome superior al 12%. Lejos de las pérdidas que experimentaron otros valores. La mayor parte de la caída la acumuló el último día del mes, coincidiendo con la presentación de cuentas y el anuncio de la ampliación de capital por valor de 1.000 millones (un 60% de su capitalización actual). Al hilo, Sara Carbonell, relationship manager de CMC Markets, comenta que “se ha visto penalizando la ampliación, porque tenga un nivel de deuda elevado y que el Ebitda haya disminuido un 8%. Es decir, está en un momento muy complicado, pues el tema de México le ha afectado mucho, así como el desembolso que tuvo que hacer por las pérdidas de la participación en Abertis”.

Desde la óptica técnica, OHL no tiene freno hasta los mínimos anuales, los 14 euros, pues el día 31 perforó el último soporte que evitaba la debacle, en los 16 euros. Ahora, OHL debería superar los 18 euros, por donde pasa la directriz bajista que nació en junio del año pasado y también el retroceso de Fibonacci del 38,2%.

ohl




INDRA
La tecnológica ha pasado de lo más alto, a lo más bajo en un mes. Después de cerrar junio con una revalorización superior al 6%, al final en julio se volvió a dejar casi un 5%. A Indra también le hicieron mucho daño las cuentas del primer semestre, periodo durante el cual pronunció sus números rojos y, además, provisionó más de lo esperado (422 millones vs 390 previstos).

Indra dejó en la última sesión del mes un enorme hueco bajista, rompiendo el soporte de los 10,50 euros (23,6% de retroceso de Fibonacci), aunque salvó el soporte de los 10 euros (técnico por Fibonacci y psicológico por doble dígito). Si Indra lograra recuperarse por encima de 10,50 euros, iría directa a los máximos anuales, en 11,51 euros. Además, el precio se mantiene por encima de la media de 40 sesiones (9,93 euros) y de la de 200 (9,35 euros), por lo que conserva la tendencia alcista de medio y largo plazo, de momento.

indra