El mercado norteamericano se encuentra acumulando más ganancias por el clima de optimismo que se sigue viviendo gracias a las políticas de estímulos globales de los bancos centrales.
La bolsa estadounidense sigue con su impulso incontestable. No hay quien la pare ni sea capaz de generar un ápice de dudas. Al menos hasta el momento y hasta nuevo aviso. La pregunta que se están haciendo al otro lado del Atlántico es hasta cuándo van a seguir esas subidas. Es más, los bajistas se han replegado en su guarida recóndita viendo como poco a poco el S&P 500 se encamina hacia los 2.100 puntos.  Crecimiento económico y precios marcan la agenda

Ya se sabe que sólo basta una excusa para que las caídas vuelvan a vislumbrarse en el principal mercado del mundo, pero por ahora los inversores sienten el mariposeo de las compras. La relación idílica con las subidas es tal que ya solo se habla del rally de final de año, cuando antes este término iba acompañado de la palabra cautela. Ahora nada de eso. A máximos anuales antes del BCE

Así, la verdadera razón por la que, economistas, analistas e inversores atribyen a la crecida de estas ganancias en la bolsa estadounidense es la sensación sobre el crecimiento de la economía mundial. Las medidas de China, reduciendo los tipos de interés, sumado a las medidas de estímulos que podría tomar el BCE en la Eurozona, provoca que las aguas permanezcan en calma. 

De esta manera, los futuros del S&P 500 suben un 0,10%, los del Dow Jones se incrementan un 0,10%, mientras que los del Nasdaq se revalorizan un 0,18%.

El índice de referencia sube más de un 11% desde mínimos de seis meses. El S & P 500 había caído en torno a un 7,4% por la preocupación creciente en Europa, que lideraba una desaceleración del crecimiento global. 

Desde el punto de vista macroeconómico, hoy conoceremos el dato de la segunda estimación del PIB de Estados Unidos del tercer trimestre. Ayer no se publicó ningún informe de especial relevancia, por lo que los inversores estarán pendientes de cómo está evolucionando la economía estadounidense para realizar sus movimientos hacia un lado u otro.

En este contexto, La rentabilidad de los bonos a 10 años  está en 2,31%. El EURUSD se cambia en 1,2431 dólares. Mientras que el brent está en 80,14 dólares el barril. Por último, el oro cotiza en 1.200 dólares, y el VIX está en 12,62.

Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí