Al menos, de momento, pues hoy otro broker ha recortado el precio objetivo de Banco Santander situándolo, a doce meses vista, en 6,20 euros, es decir, por debajo del precio al que cotizaba antes de la ampliación de capital. Además, advierten de la posible caída que podría sobrevenirle a Acciona. 

Animado por la recuperación paulatina del precio del petróleo, los expertos de Bekafinance aconsejan comprar Repsol. Ahora bien, han propinado un serio recorte al precio objetivo, rebajándolo un 12% desde 22,6 a 19,9 euros. Aun así, si se cumplieran las cábalas de Bekafinance, a Repsol le quedaría un potencial re corrido del 22% hasta el precio objetivo que manejan y que se sitúa por encima de los máximos históricos (19 euros).

En cambio, los expertos de Carax-Alphavalue no le ven, ni de lejos, tanto recorrido a Repsol. De hecho, aconsejan reducir la exposición a la acción a la que sitúan el precio objetivo en 17 euros, apenas un 4% por debajo de la cotización actual.

En cambio, a Indra le ven un potencial de subida del 40%, hasta los 14,8 euros. Por ello, no les tiembla la mano al recomendar comprar acciones de la tecnológica que sigue aumentando su cartera de pedidos. De hecho, ayer anunció la adjudicación de un contrato aeroportuario en Corea del Sur por 39 millones para suministrar sistemas de navegación, control y gestión de tráfico aéreo.

En el sector bancario, Credit Suisse se muestra neutral con Banco Santander y recorta el precio objetivo de 6,45 a 6,20 euros, ligeramente por encima de los 6,18 euros del tipo de emisión de las acciones de la ampliación de capital que llevó a cabo en enero.

Los brokers de Carax-Alphavalue no comulgan con la idea de Fidelity para Acciona. Mientras la gestora de fondos ha aumentado su participación en el grupo hasta el 1,15%, desde Carax aconsejan vender los títulos que se tengan de Acciona porque le ven un potencial de caída del 50%, hasta los 31,2 euros.

Después de confirmarse que ACS ha conseguido demanda suficiente para cubrir la salida a bolsa de su filial inmobiliaria Saeta el próximo día 16 de febrero y que la propia ACS se ha hecho con un contrato en el metro de Nueva York por 380 millones, a los expertos de Carax les parece una buena oportunidad de inversión. Sitúan su precio objetivo en 36.5 euros, es decir, un 15% por encima de los niveles a los que cotiza ahora.