Los insiders en el sector tecnológico están siguiendo el camino abierto por Mark Zuckerberg y vendiendo acciones de las compañías de las que son propietarios a su mayor ritmo desde 2012, aprovechando el momento boyante que vive el sector. La pregunta ahora es si estos grandes inversores seguirán vendiendo en momentos de caídas en los mercados o no.

Los ejecutivos y directivos de Amazon , Facebook  , Netflix, Apple Alphabet (FAANG) se han deshecho de más de 4.580 millones de acciones de estas compañías, según los últimos datos de Bloomberg. Están cerca de superar los 5.000 millones en los seis primeros meses de 2018, su nivel más alto desde que Facebook saliera a bolsa en 2012. Sólo Zuckerberg vendió 2.840 millones de accione este año como parte de su esfuerzo por tener iniciativas filantrópicas. Las acciones de estas cuatro compañías se han comportado muy bien este año haciendo incluso nuevos máximos históricos.

Los inversores deberían monitonizar si las ventas continúan durante el próximo pullback del mercado. Si continúan vendiendo en entornos de debilidad, será un fuerte indicador de sentimiento de los insider. Durante la burbuja tecnológica de hace dos décadas lo que sucedió es que en las etapas tempranas de la caída, cuando las acciones cedían un 20-30-40%, los inversores con información privilegiada no hacían más que vender.

Un escenario que a día de hoy ni está ni se le espera. Netflix sube un 93,9% en lo que va de año, Amazon avanza un 44,4% en el mismo período mientras que Apple, Google o Facebook mantienen subidas algo más ligeras que no llegan al 10%. La pregunta es si pueden seguir haciéndolo bien viendo sabiendo que los grandes inversores están  vendiendo las acciones de la compañía.

 

REntabilidades de las FAANG

 

Amazon y Netlix, las que mejor aspecto técnico tienen

Si atendemos al potencial que ofrecen las compañías sobre el precio objetivo medio de los analistas, no es de extrañar que, con lo que ha corrido Netlix, el mercado crea que debería corregir para cumplir con su objetivo, en los 337,97 dólares. En concreto tendría que ceder más del 13% desde los precios actuales, lo que pondría algo más de raciocinio a las 234x que tiene como PER con un precio valor contable de 42,37 veces.

 

 

Tampoco extraña que la compañía esté en la parte alta de los indicadores técnicos del índice, con la puntuación máxima para un valor que sigue teniendo tendencia alcista a corto y medio plazo, cuenta con un momento innegable y tanto volatilidad como volumen siguen apoyando las alzas en el valor.

Amazon es otro de los valores que cuenta con ratios fundamentales que bien podría detonar extrema complacencia. Su PER es de 270x y su valor en libros es de 26,4 veces, el segundo más alto del sector. Aunque, a diferencia de la plataforma de streaming, a pesar de lo que ha subido en el año, sigue ofreciendo potencial si va a buscar el objetivo fijado por las casas de análisis. En concreto, podría subir un 6,9% si, en los próximos doce meses, alcanza los 1.837 dólares que le fijan los analistas.

Su aspecto técnico alcista también es innegable. Puntuación de diez en un valor que se encuentra en tendencia alcista a medio y largo plazo, momento positivo y volatilidad y volumen como factores positivos para seguir viendo subidas en el valor.  Antonio Espín, analista independiente reconoce que es un valor en subida libre, es un valor fuerte y alcista con una fase correctiva que deja atrás. “La pregunta es cuánto durará este movimiento. El movimiento está siendo explosivo con lo que hay que ser disciplinado con el stop, que lo pondría en 1.640 dólares, mientras tanto dejarlo correr”. (Ver: Análisis técnico de Amazon)

 

 

 

Si tiramos de potencial, lo cierto es que Facebook deja atrás a sus compañeras tecnológicas. De hecho, desde los precios actuales podría subir un 13,13% si alcanza los 224.18 dólares que estima el consenso. Es una de las compañías más baratas entre las FANG, con un PER de 28 veces los beneficios de 2018 y un precio valor contable de 7,32 veces. Los indicadores técnicos de la compañía también le dan una puntuación de sobresaliente aunque es el volumen, que está cayendo a medio plazo, la única variable que puede entorpecer la actual tendencia al alza del valor.