Para filtrar los valores menos endeudados de nuestro mercado nos fijamos en el apartado ‘deuda neta’ de su cuenta de resultados. Este ratio refleja el valor de los activos y de los recursos propios de la compañía menos su deuda, es decir, nos dice el nivel de apalancamiento neto y el posible adicional que podría asumir la compañía. En base a esto, las compañías menos endeudadas del Ibex 35 son, por este orden, Inditex, Técnicas Reunidas, BME, Mediaset y Viscofan.


Datos: FactSet

INDITEX
Inditex en la gran líder. Por capitalización, por beneficios, por expansión, por subidas bursátiles… y, además, un factor vital en los tiempos que corren, por su inexistente endeudamiento: Inditex tiene una deuda neta negativa de 4.483 millones de euros. Sin embargo, ¿a qué destina su abundante flujo de caja sin que tenga que endeudase? A la expansión. Pablo Isla, actual presidente del grupo, calificaba recientemente a Inditex como "generador de crecimiento", cifrando en 1.000 millones de euros al año las inversiones que realiza para "asegurar su crecimiento futuro" y que "generan unos 10.000 puestos de trabajo en cada uno de los diferentes países en los que opera”. Es decir, para que el imperio textil siga creciendo invierten una cuarta parte de su Ebitda.

En cambio, a retribuir a sus accionistas, ésos que tanta confianza han depositado en el valor hasta llevarlo a lo más alto, actualmente sólo destina un 58% de sus beneficios. Inditex tampoco destaca por su rentabilidad por dividendo, que se encuentra en el 2,38%, de las más bajas del Ibex 35, a tenor de las importantes subidas del valor, claro. No obstante, debido a que cada vez más compañías se decantan por retribuir en acciones –el llamado scrip dividend- Inditex se podría convertir en dos años en la compañía que más abone en efectivo, 2,88 euros por título, dicen los expertos. –Aquí deberíamos recordar que la trampa de estas retribuciones reside en que se descuentan del precio de la acción-. Además, el dividendo de la compañía dueña de Zara es de los más sostenibles y creíbles del selectivo, precisamente por la ausencia de deuda, y se especula que podría aumentar su payout en 2013 al 60%. En un momento en que varias empresas del mercado español se han visto obligadas a ‘tirar de los dividendos’ para reducir su deuda, suspendiéndolos o pagándolos en acciones, esto es toda una alegría para los que prefieren recibir las rentas periódicamente y en efectivo. (Ver: Líderes del Ibex 35 por rentabilidad por dividendo)
Remitiéndonos a su aspecto técnico, lo cierto es que comienza a dar señales de agotamiento. Los inversores han corrido en los últimos años de crisis a refugiarse en las enaguas de Inditex y ahora, que regresa el apetito por el riesgo, los accionistas la tienen más olvidada. Muestra de ello es que el precio objetivo que maneja el consenso recogido por FacSet sitúa al valor en un año vista en 105,79 euros, sólo un 2% por encima de los niveles actuales. No obstante, “mientras se mantenga por encima del nivel de 100 euros no hay ningún motivo para la preocupación y solo cabe pensar que el valor continuará su senda alcista. Como nivel de resistencia deberíamos fijarnos en los 110 euros, cuya superación constituye la clave para el desarrollo de un nuevo tramo alcista hasta los 115 euros”, indica Miguel Méndez, director de Big Deal Capital. El problema vendría por la pérdida de los 100 euros, “entonces podríamos plantearnos una estrategia bajista con caídas hasta los 86 euros”, dice Alfonso Morte, director de Tdetrading.com. (Ver: Las otras Inditex del mundo)

(pinchar en el gráfico para ampliar)



TÉCNICAS REUNIDAS
En 2012 destinó al pago de dividendos un 55,06%, aunque para este año los expertos estiman que reduzca su payout hasta el 51,67%. Ofrece una rentabilidad por dividendo cercana al 4%. Previsiblemente, ante la ausencia de deuda, el dinero que se ahorren de retribuir a los inversores será destinado a la expansión del negocio. Precisamente en tiempos de crisis ha profundizado su expansión internacional y tiene asegurados más de dos años de actividad con su cartera de pedidos actual.
Desde el punto de vista técnico, Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseatic Brokerhouse, comenta que “en el medio plazo, se observa una lateralidad de consolidación importante. Mientras que los precios no pierdan el nivel de soporte de 33 euros podría recuperar niveles hacia resistencias y objetivos secundarios, como los 36 y 38,50 euros, consecutivamente. Los últimos impulsos de Fibonacci dejan los niveles de retorno del 50% cerca de su soporte más próximo, por lo que es probable que el escenario de medio plazo, siga siendo impulsivo y busque niveles más ambiciosos”. Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, afirma que invertiría en Inditex y Técnicas Reunidas, pues “aunque estén en máximos, han llegado ahí precisamente por no tener deuda. Si la bolsa va bien, lo seguirán haciendo bien”. (Ver: Técnicas Reunidas, una estrategia de éxito)





BME
La operadora del mercado español es el ‘buque insignia’ de los dividendos. De las 5 empresas menos endeudadas del Ibex 35 es la que mejor rentabilidad por dividendo aporta, un 8,56%, incluso por encima de la media del 7% del Ibex. BME se puede permitir pagar un dividendo tan alto gracias a que no necesita de grandes inversiones para el mantenimiento de su negocio. Su payout es del 86% de resultados ordinarios. De hecho, si considerásemos los extraordinarios, el porcentaje de beneficios destinado al pago de dividendos sería del 100%. ¿Es sostenible una política de retribución así? Javier Hernani, director financiero, de la compañía defiende que sí porque “hemos realizado mejoras técnicas con nuestra propia gente y tecnología, lo que hace que necesitemos niveles de inversión, de Capex, bajos, frente a otras compañías del sector, pudiendo pagar dividendos altos y conservar un payout elevado, algo que creemos que es sostenible”. Además, con el levantamiento de la prohibición de posiciones cortas, previsiblemente sus beneficios aumentarán gracias a la elevación del volumen de contratación bursátil. De hecho, en los últimos días la cotización de BME ya lo ha descontado. “El levantamiento de cortos le ha favorecido para romper el canal lateral. Creo que seguirá rebotando en el corto plazo y, en el medio podría alcanzar los 26 euros”, indica Morte. (Ver: BME: cercada por la incertidumbre)




MEDIASET
También conocida como la ‘antigua Telecinco’, tiene una deuda neta negativa de 35 millones de euros. La hija española del grupo controlado por Silvio Berlusconi vendió recientemente la totalidad de su cuota en la deuda senior de Endemol, su órgano más deficitario, a cambio de 46 millones de euros. Ahora, libre de deuda neta, Mediaset España se puede permitir un payout del 61,54% -previsiblemente ampliable al 66,67% este año-, con una rentabilidad por dividendo del 2,38%. Sin embargo, el mimo a los inversores mediante rentas no ha servido para ganarse su confianza. A diferencia del resto de compañías del selectivo menos endeudadas, Mediaset presenta una situación técnica de mayor incertidumbre. Técnicamente, “mientras no supere la resistencia de los 5,67 euros, seguirá cayendo. Los soportes inmediatos son los 4,65 y 4,43 euros”. En cambio, “con la superación de los 5.67 euros, los objetivos serían los 6.06 y 6.3 euros, consecutivamente”, explican desde BNP Paribas. No pinta un buen escenario para la inversión en este valor en 2013, pues el consenso de FactSet pronostica que Mediaset experimentará una corrección del 24% este ejercicio, hasta los 3,89 euros.




VISCOFAN
Y, aunque su apartado de deuda neta en la cuenta de resultados muestra signo positivo (tiene endeudamiento neto), Viscofan merece especial mención en este reportaje. El novato del Ibex 35 también está dentro del top five de valores menos endeudados del selectivo. Apenas tiene una deuda neta de 69 millones de euros. (Permítanme el inciso, pero esto es peccata minuta comparado con la deuda de Telefónica, que asciende a 52.415 millones, lo que le convierte en el valor no financiero más endeudado del selectivo). Pese a su bajo endeudamiento, Viscofan sólo destina el 45% de su beneficio a dividendos. La rentabilidad de la retribución es del 2,86%, baja comparada con la media del índice (7% según datos de Morgan Stanley), aunque es compresible, teniendo en cuenta el fuerte tirón que ha experimentado en los últimos años. ¿A qué destina entonces Viscofan su caja? Claramente, a la expansión. No es de extrañar, teniendo en cuenta que está presente, no sólo en España, sino también en Brasil, Alemania, República Checa, México, China y EEUU. Además, sus productos se exportan a 100 países, lo que le reporta el 97% de su beneficio. De hecho, ha duplicado su facturación, Ebitda, beneficio y dividendo en tres años gracias al esfuerzo inversor y la internacionalización.
Antes de entrar en el selectivo sufrió un ‘calentón’ en su cotización pero, desde enero ha pasado prácticamente desapercibido e incluso ha perdido más de un 5% de su valor. No obstante, técnicamente no debemos subestimarlo pues, la tendencia de largo plazo es indiscutiblemente alcista. El problema vendría si perdiera los 37,50-38 euros pues, según Roberto Moro, de Apta Negocios, “por debajo de este nivel, podríamos empezar a hablar de que va a buscar niveles de corrección proporcional. Mientras se coloque por encima de este nivel, se puede mantener en cartera, pero no se debe comprar”. De hecho, para cumplir con su precio objetivo según FactSet (39,64 euros) sólo le quedaría poco más de un 3% de recorrido al alza. (Ver: En las tripas de Viscofan)





Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información