El fabricante de "Call of Duty" y un grupo de inversores institucionales han adquirido el 85% de las acciones de Vivendi por 13,60 dólares cada una, lo que supone 8.170 millones por esta participación.

La operación ha valorado las acciones de la compañía a 13,60 dólares por título, lo que supone un 10% de descuento sobr el precio de cierre de ayer.

Estructura de la compra

Los actuales accionistas comprarán el 62% de esta participación por 5.830 millones de dólares. El grupo de inversores, entre los que se encuentran el copresidente Brian Kelly, la empresa china de videojuegos Tencent Holdings, David Advisors y Leonard Green y asociados se quedarán con un 24,9% de la compañía por 2.340 millones de dólares.

Para hacer frente al pago de esta operación, la compañía ha decidido pagar una parte en efectivo y otra a través de deuda. 

Vivendi, que se quedó con una participación del 12%, tiene que asumir su parte para pagar la deuda de Activision Blizzard. 




Tras esta operación, el freefloat de la compañía ascenderá al 63,1%.  La compra resultará acretiva para los accionistas de la empresa a partir de este mismo ejercicio. "Tratamos de construir una transacción que recompense a nuestros accionistas y de esta manera lo vamos a lograr", ha asegurado el presidente de la compañía a los inversores.

Activision expuso el pasado 7 de febrero que consideraría la recompra de acciones, dividendos, adquisiciones  otro tipo de operaciones que permitireran incrementar la retribución a los accionistas.

Por su parte, Vivendi ha estado buscando maneras de  conseguir dinero para mejorar su perfil crediticio y reducir su deuda.

El año pasado Vivendi sondeó posibles compradores para su participación del 61% de Activision. Microsoft y Walt Disney  fueron los dos principales candidatos a hacerse con ese paquete accionarial pero nunca se llegó a concretar nada.

El grupo dirigido por Kotick y Vivendi no fue capaz de alcanzar un acuerdo a principios de este año debido a las diferencias en los precios de compra. Las acciones de Activision cotizaron por encima de los 15 dólares hace dos semanas y, entretanto, Vivendi consiguió obtener dinero en efectivo para conservar una participación minoritaria.