La vuelta al cole ha comenzado, y con más fuerza que nunca. Los uniformes están comprados y los libros se redactan día a día con noticias que hablan de los propósitos del nuevo curso. A falta de concretar una fecha, numerosas empresas muestran su deseo de examinarse en bolsa y sacar un 10. Criteria Caixa Corp. dará el pistoletazo de salida a una etapa de numerosos estrenos en el parqué y que se prevé “volátil y sin una tendencia clara” en los mercados.
Criteria Caixa Corp ha sido la primera en poner su nombre en la lista. El holding de La Caixa calienta motores, pues el 31 de octubre es la fecha fijada para su estreno en bolsa. Una inversión que reportará 4.000 millones de euros al banco catalán y un objetivo muy claro, la expansión internacional. Y ahora se plantea la duda ¿acudir o no acudir? Los expertos coinciden en que “la cartera de La Caixa, en la que se da protagonismo a compañías energéticas, servicios públicos e infraestructuras, será la clave a corto plazo” asegura Javier Bombín, gestor de fondos de inversión de Gestifonsa. Sin embargo, el verdadero atractivo de un grupo “con peso tan significativo en cotizadas (cerca del 87%) reside en el descuento que ofrezca” que para Jordi Padilla, director de Atlas Capital “tendría que ser un porcentaje mínimo de entre el 20-30% del net asset value (valor neto por acción) para poder acudir”. El nerviosismo en el sector bancario está servido. Las expectativas de una reducción de beneficios, la situación de las hipotecas subprime y la alta demanda de liquidez en los mercados interbancarios “podrían jugar en contra de la salidas a bolsa del sector”, advierte Bombín. Pero las compañías no se achantan. Renta 4 anuncia su tercer intento de salir a bolsa, tras dos conatos fallidos por las negativas condiciones del mercado. Cada caso “es distinto”, advierte Francesc Pau, Director de gestión de patrimonios de GVC. Y lo más destacable de Renta 4 “es que intentará salir en lo más alto de ciclo económico de las bolsas para vender a ratios comparativos altos”. Aire limpio para las renovables Estos son factores de riesgo a los que no se tendrá que enfrentar Iberdrola Renovables, filial de la primera eléctrica del mercado bursátil español. Aprovechando las excelentes condiciones de este mercado, la compañía completará su salida a bolsa mediante ampliación de capital y acelerará el crecimiento de Iberdrola en el área de las renovables, “un sector que está más de moda y que atrae una mayor atención” señala Padilla. Este experto de Atlas Capital considera que está compañía “será la que acapare una mayor interés comprador de aquí a final de año”. Iberdrola renovables podría estar cotizando en bolsa el próximo 31 de octubre, fecha posterior al 17-18 de octubre estimada para el estreno de Eolia, filial de energías renovables de la firma Nmas1. Aunque las constructoras e inmobiliarias han sido las principales penalizadas en bolsa durante últimos meses, sus ganas de llegar a los primeros puestos no cesan. Tremón e Inmobiliaria Lábaro también han anunciado su intención de salir a bolsa. Sin embargo “yo no acudiría”, señala el experto de Atlas Capital pues “salir a bolsa con la que está cayendo en el sector inmobiliario, no es la mejor estrategia”. De eso fue consciente el grupo Tremón cuando el pasado junio decidió aplazar hasta septiembre su salida a bolsa con la esperanza de que “la desconfianza bursátil sea pasajera”. Para Francesc Pau “estas constructoras han llegado tarde” y lo que queda esperar “es que salgan a ratios muy baratos”.Aun así el experto de GVC ve difícil que consiga “atraer al público minorista”. Si le gusta jugar, también habrá valores especulativos La filial audiovisual del grupo Avánzit, Vértice 360 acude al mercado para financiar su crecimiento mediante operaciones corporativas. Esta empresa que reune compañías como Telson, Mangafilms o Telespan, saldrá a bolsa bajo la modalidad de listing, vía dividendos “por lo que no se prevé que haya mucho papel” asegura Pau. La negociación en bolsa de la compañía “será muy especulativa, igual que la de la propia matriz” aunque resulta complicado hacer una valoración sin saber los precios a los que comenzará a cotizar. El operador de casinos y bingos, Codere no ha fijado la fecha de su estreno en el parqué pero ya ha estimado el precio mínimo de salida a bolsa, 15 euros. La aprobación de una ampliación de más de 8 millones de acciones, con un incremento del capital del 16.6% fue el inicio para que la compañía pudiera tramitar su tercer intento de salir a bolsa. El atractivo de acudir o no, dependerá siempre del precio. El año de las salidas a bolsa ¿o no? Al menos doce compañías se han lazado a cotizar, se encuentran en trámites o han mostrado su intención de hacerlo este año. Pero la inestabilidad que se ha instalado en la bolsa española ya ha tenido su primeras víctimas, Reyal Urbis y Montebalito suspendieron la Oferta Pública de Suscripción (OPS) que tenían previstas. Y el panorama futuro, no es más halagüeño. Los expertos coinciden en que “la volatilidad será el protagonista en los próximos meses”, asegura Javier Bombín. Aunque más optimista se muestra Francesc Pau pues entiende que “todo irá bien si el mercado digiere la crisis financiera que estamos viviendo y los bancos paran su caída”. Para ello “el mes de septiembre es clave”, concluye el experto. En cualquier caso solo queda esperar, pues el pánico en bolsa podría complicar estas operaciones e incluso aplazar la salida para tiempos mejores.