Tras tocar mínimos en diciembre de 2008, en los 32 dólares, el barril de petróleo se ha recuperado con relativa fuerza y opera en estos momentos por encima del nivel de los 70 dólares. En concreto, entre mayo y comienzos de junio, el oro negro ha revalorizado su precio un 20%. Una recuperación del crudo que, en palabras de la Agencia Internacional de la Energía, “se debe esencialmente a la percepción en los mercados de que hay signos de una recuperación de la economía mundial”, aunque desde el organismos internacional no descartan “movimientos especulativos”.

Pero, ¿hasta dónde puede llegar el precio del barril de petróleo?. Las perspectivas que maneja el ministro argelino de Energía, Chakib Khelil sitúan el precio del petróleo en 90 dólares en la segunda mitad del 2010, “lo que permitirá –dice- asegurar la estabilidad del mercado”. Para un escenario algo más cercano, de aquí a finales de año, algunos analistas establecen un precio del crudo en torno a los 80 dólares e incluso otros, caso de Juan Dieste, analista de mercados de Oreyitrade, no descartan que el precio del oro negro “se estabilice a finales de año en torno a los 100 dólares”. Un contexto que no maneja, sin embargo, la Responsable de Estrategia de Inversis Banco, Marian Fernández que explica, “el crudo tiene que acompañar el crecimiento económico. Es verdad que hemos podido dejar atrás los mínimos macro pero no creemos que la recuperación económica sea vertical sino poco a poco y eso –dice la experta financiera- es difícilmente compatible con un crudo a 80 dólares”. Además, asegura la analista, “es necesario un crudo estable que no se vaya más allá de los niveles actuales porque podría dañar las perspectivas de crecimiento”.

Sea como sea, lo cierto es que, desde los mínimos marcados en diciembre del pasado año -32 dólares- hasta este momento, en el que el petróleo cotiza a 70 dólares el barril, se ha revalorizado un 118,75% y eso ha repercutido positivamente en los fondos que invierten en el sector. Según los datos que aporta la consultora especializada, Morningstar, los fondos de renta variable del sector energético acumulan una subida del 19,98% en los tres últimos meses, subida que se sitúan en el 19,69% en lo que va de año. En tasa interanual, sin embargo, el castigo sigue siendo importante, ya que esta categoría registra una minusvalía del 38,62%.

Mejores fondos energéticos

La recuperación es evidente y eso hace que la mayoría de los fondos que operan en la categoría se muevan con rentabilidades positivas en lo que va de año. Rentabilidades que, en algunos casos, se acercan incluso al 50% de revalorización. Este sería el caso del fondo Long Term Investment Fund Global Energy que acumula una subida del 49,20% desde comienzos de año y cuyas cinco principales posiciones están cubiertas por Dana Petroleum (8,52%), Iberdrola Renovables (4,82%), Canadian Natural Resources (4,78%), Ganger Rolf (4,75%) y EDP Renovaveis (4,40%).

Otro de los fondos destacados de la categoría es el Schroeder ISF Energy que registra una subida desde inicios de año del 40,74%. El objetivo de inversión de este fondo es proporcionar crecimiento de capital a través, principalmente, de la inversión en valores de sociedades activas en el sector energético. Las cinco principales posiciones del fondo están copadas por Royal Dutch Shell (8,11%), BG Group (6,58%), Suncor Energy (4,91%), GeoPark Holdings (4,14%) y Marathon Oil (4,12%).

Fortis L Equity Energy Europe completa la terna como uno de los mejores fondos del sector energético. Acumula una plusvalía en el año del 27,29%. Según explican desde Morningstar, este fondo invierte en acciones de empresas que operan en el sector energético europeo y su objetivo es que obtenga una rentabilidad superior al índice de referencia –MSCI Europe Energy- durante un periodo que oscila entre 1 y 3 años. Sin embargo, el gestor tiene la libertad de desviarse de este índice de referencia y de mantener una cartera de inversión relativamente concentrada. Las cinco principales posiciones del Fortis L Equity Energy Europe están cubiertas por Royal Dutch Shell (9,59%), BP (9,52%), Total (9,51%), BG Group (9,47%) y Eni (4,87%).