El juez Leo Strine Jr. de Delaware Chancery Court ha escuchado los argumentos de los abogados de Icahn para acelerar el proceso diseñado para evitar una votación de los accionistas el próximo 12 de septiembre. La audiencia se pospuso hasta el
16 de agosto, según informó Kenneth Lagowski
, un administrador judicial en Wilmington. En dicha votación se tiene previsto abordar la opción de compra propuesta por Michael Dell y Silver Management por unos 24.900 millones dólares
.

El multimillonario Michael Dell, de 48 años, y Silver Lake Management ofrecieron 13,65 dólares por acción. Icahn, de 77 años, se opuso al acuerdo y demandó a la junta el pasado 1 de agosto diciendo que se debía conseguir un precio más alto.

En una propuesta revisada, el fundador de Dell acordó pagar 13,75 dólares por acción y un dividendo especial de 13 centavos por título. Los inversores en total recibirían 13,96 dólares por acción.

Para Icahn los accionistas "van a sufrir un daño irreparable", sin una audiencia rápida en el proceso, ya que la adquisición "es casi seguro que será aprobada a través de un voto injusto".

El conflicto

La oferta ha generado un conflicto intestino dentro de Dell. Mientras que muchos accionistas consideran que la oferta es más que suficiente y estarían dispuestos a vender, hay otro grupo encabezado por el inversor Carl Icahn que consideran que esa cifra no valora a la compañía en su justa medida.

La lucha estaba servida y ha generado una auténtica guerra de comunicados y reuniones de ambas partes para convencer al resto de los accionistas cuál de ellos tiene la razón. Nada parece estar muy claro y todo depende de lo que opine la mayoría.

Tal y como esperaban los expertos, Dell y Silver Lake Management han incrementado la propuesta, aunque menos de lo que esperaban algunos. Para Angelo Zino, el analista de Standard & Poor's todo se arreglaría si los compradores estuvieran dispuestos a ofrecer 14 dólares por acción. Aunque no ha sido posible, la subida ha sido mínima, de apenas 10 centavos.

“Si Michael Dell hiciera una oferta por 14 dólares por acción pienso que esta cifra sería lo suficientemente alta como para calmar las aguas y cerrar un buen acuerdo”, indicó Angelo Zino, analista de Standard & Poor's .

Sin embargo, la nueva oferta lo pone todo un poco más difícil a los indecisos. ¿Arriesgarse o no arriesgarse? Esa es la cuestión. Actualmente el precio de las acciones de la empresa cotiza en Wall Street 13,72 dólares, por debajo del de la oferta, pero nadie descarta que si la cuestión no se desatasca podría caer. Las perspectivas para Dell no son halagüeñas, como no lo son para los fabricantes de PC's.

"Se podría ver incluso una caída de las acciones muy por debajo del precio de la oferta", dijo Zino. Michael Dell ha advertido que sin ofertas sobre la mesa la cotización caerá a alrededor de 7,90 dólares por acción.