El economista ha sacado toda la artillería en su última columna. De sus palabras se observa un ataque a la compañía de comercio electrónico norteamericana por sus prácticas empresariales.
Paul Krugman, Premio Nobel de economía, ha vuelto a salir a la palestra y esta vez con un objetivo claro: atacar duramente a Amazon por lo que destaca como “exceso de poder” sobre todo en el mercado de la venta de libros online.

El prestigioso economista ha señalado que Amazon no está “jugando el papel de monopolio (por ser el único vendedor y subir los precios)”, sino más bien el papel de “monopsonio (siendo el único comprador y apretando los libreros)”. Principalmente, se centra las duras tácticas de la compañía contra la editorial Hachette.

“No es sólo por el dinero, aunque eso es importante: Al poner la presión sobre los editores, Amazon está perjudicando, en última instancia, los autores y los lectores”, ha experesado Krugman matizando que también está la cuestión de “la influencia indebida”. Seaburg: Este indicador va a tranquilizar el mercado

En concreto, ha asegurado que la sanción que está imponiendo Amazon en los libros de Hachette es “malo en sí misma, pero también hay una selectividad curiosa en la forma que “la pena se ha aplicado”. JP Morgan: ¿Cuáles son los efectos de la corrección?

En este sentido Krugman ha explicado que toda esta estrategia empresarial conduce a pensar en “la pregunta clave”.

“No me digas que Amazon está dando a los consumidores lo que quieren, o que se ha ganado su posición”, ha aseverado el economista. “Lo que realmente importa es si tiene demasiado poder, y si está realizando abuso de de ese poder”, ha destacado. Algo a lo que ha contestado el mismo con contundencia.

“Bueno, sí, eso es lo que es: Amazon está realizando absoluto abuso de poder”
, ha concluido.