Los expertos de la firma de inversión creen que la economía de Estados Unidos sigue mejor que la de otras zonas, como Europa, la apreciación del dólar en las últimas semanas supone un gran reto.

El propio FMI decidía ayer mejorar sus previsiones para la economía Estados Unidos este año y el que viene, a pesar del mal inicio del ejercicio. Sin embargo, el organismo empeoraba la visión para otros países, la mayor parte en la eurozona.  (El FMI rebaja las previsiones de crecimiento para la economía global)

La noticia de las malas perspectivas ha provocó ayer una fuerte caída de la bolsa en Estados Unidos. Unos descensos que han generado una corrección de más de un 4% en el S&P 500 desde máximos.

“Por un lado muchos comentan que es una corrección “técnica” como otras que en el pasado han servido como “oportunidad de compra”, pero también es verdad que esta vez viene acompañada de una revisión en una buena parte del mundo de crecimientos para el tercer y cuarto trimestre del año”, explican en la firma.

En concreto, los analistas del banco de inversión consideran que tras la ruptura de la zona del 1.950 puntos, son muchos los que ven el próximo soporte en la zona de los 1.900 puntos (mínimo semana pasada en los 1.926, y luego los soportes en la zona de los 1.900, con la 200 media móvil en 1.903 entre otros).

Los analistas señalan que “hay cierto sentimiento es negativo en un entorno de miedo a desaceleración global mientras se acerca el ciclo de endurecimiento monetario de la FED. La pregunta del millón es si octubre será una oportunidad de compra por que luego podamos tener rally en noviembre/diciembre como otros muchos años”.

Pero más allá de este posible rally, en la firma siguen viendo dos retos: por un lado, el empeoramiento de la economía global y, por otro lado, la subida de tipos de interés. Como explican en JP Morgan, los Estados Unidos se salvan de momento de esta ralentización de la economía. Sin embargo afirman que “una subida de otro 5% del dólar, dañaría lo suficiente para que la Fed tuviera que retrasar la primera subida de tipos”.

Desde máximos del año, el dólar se ha revalorizado alrededor de un 10% contra el euro, con el consiguiente impacto que puede resultar para las compañías exportadoras y la demanda de productos estadounidenses.

USDEUR


Por cierto, en este entorno, los expertos de JP Morgan, además, han decidido ponerse neutrales ante el activo que más ha crecido durante este ciclo alcista de las bolsas, el crédito.

Activos que más han subido


Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.