El analista técnico ha repasado el momento en el que se encuentran los mercados y avisa de los peligros que pueden suceder si la divisa estadounidense sigue haciéndose fuerte.

La subida del dólar con respecto al euro es uno de los puntos de vista en el que se fijan los economistas estadounidenses. La depreciación de las divisa europea con respecto a la norteamericana, daña las exportaciones de Estados Unidos y de muchas de sus cotizadas y por eso, si siguiera extendiéndose esta tendencia podría reflejarse en Wall Street. (Las 10 acciones más baratas en Wall Street)

El estratega técnico de Auerbach Grayson, Richard Ross, habla de esta circunstancia en el programa Talking Numbers y por qué si sigue apreciándose el dólar con respecto al euro será “un grave problema para el mercado”.

"Durante los últimos 10 años, el hecho de tener un dólar más fuerte ha coincidido en gran medida con la debilidad del precio de las acciones y de los productos financieros más débiles también”, analiza el experto. "Sin embargo, ese no ha sido el caso en la mayor parte de 2014, dado que las acciones han continuado empujando a nuevos máximos en el S&P 500", añade. 

Evolución del dólar



Por el contrario, mientras que el gráfico del índice de referencia en Estados Unidos puede mostrar datos de simetría técnica, también puede servir como hoja de ruta de cómo las cosas podrían empeorar si la aseveración de Ross es la correcta. (Reeves: Tres acciones “momentum” para comprar en Estados Unidos)

Ross indica que el S&P 500 bajó un “4,6% más o menos de su promedio móvil de 150 días a principios de octubre de 2013”. Del mismo modo, se redujo en la misma magnitud a principios de octubre de este año, poniendo a prueba la media móvil en la actualidad, en torno a los 1.929 puntos.

Por otra parte, Ross advierte que no hay que esperar un rebote del “S&P 500 y una subida de la media móvil de 150 días como ya hizo el año pasado”. Algo que atribuye a la subida del dólar con respecto al euro.

"Esta vez es diferente en gran parte debido a esta fortaleza del dólar", dice Ross. "No hay que utilizar el mismo manual que el año pasado… Creo que romperemos la media de 150 días y nos moveremos más a la baja, lo cual podría ser una mejor oportunidad de compra a final de año”, concluye.