Indra se corona hoy como la acción más alcista del mercado español tras presentar sus cuentas. Nunca antes el aumento de las pérdidas había gustado tanto.

Desde que Indra lograra comenzar a cotizar hoy, lo ha hecho con enormes subidas. La compañía se ha desbocado después de presentar sus cuentas de 2015, unos resultados muy afectados por las provisiones. En 2015 perdió siete veces más que en 2014 debido a  los costes extraordinarios de 718 millones, destinados, en gran parte, para provisionar pérdidas pasadas en Brasil. Sin embargo, sin tener en cuenta estas provisiones, Indra habría superado las previsiones de los analistas. Parece que es esto es lo que ha conquistado a los expertos que han mejorado su consejo sobre el valor. En este grupo vemos a Bryan Garnier, que ha cambiado totalmente su consejo, modificándolo de vender a comprar. Además, sitúa el precio objetivo en 11 euros, un 30% por encima del precio de cierre de ayer y a mitad de camino de la cotización de hoy.

Société Générale también mejora su visión sobre la española, y cambia su rating de vender a mantener. También Kepler Cheuvreux ha quitado presión sobre Indra, cambiando su consejo de reducir  a mantener.


 
Pero Indra no es el único valor que recibe hoy la bendición de los brókers. Un día más nos encontramos con que Repsol gana adeptos y A&G eleva su consejo de mantener a por encima del mercado, aunque reduce el precio objetivo un euro, de 16 a 15 euros. Aun así, este objetivo se sitúa un 50% por encima de la cotización actual.

 
Otro de los valores que se cuela entre los más alcistas del día es Mediaset, al que también los expertos le “hacen ojitos”. Así pues, vemos que Morgan Stanley mejora su consejo y pasa de preverle un desempeño por debajo del mercado, a mejor que el mercado, elevando también el precio objetivo 2 euros, hasta los 12 euros, más de un 16% por encima del precio que marca a estas horas.
 

Frente al espaldarazo de los brokers a estos valores, vemos que a Inditex Société Générale le recorta el precio objetivo y se lo vuelve a situar por debajo de los máximos históricos. En concreto la rebaja de 36 a 33 euros, aunque le mejora el consejo de mantener a comprar.