El panorama económico-político vive sus momentos más intensos de los últimos tiempos. El color del parlamento nacional va a cambiar del clásico bipartidismo a una conformación de cuatro grandes fuerzas, según apuntan las encuestas, y eso lleva penalizando, en parte, a nuestro mercado desde hace varias fechas. Los inversores tienen incertidumbres sobre cuál puede ser el gobierno saliente y qué tipo de pactos se pueden hacer y eso, en definitiva, lastra al Ibex 35 a cotizar con suma volatilidad y negatividad hasta el momento.

Si nos vamos al comportamiento general desde hace 20 años, es decir, en las elecciones de 1996, lo que observamos es una clara tendencia a la baja dentro del mercado español. Esto se ha sucedido en los cinco últimos comicios. Lo vemos centrándonos en los que ocurre el viernes previo, el lunes posterior, la semana anterior y la semana posterior de las elecciones.

Fuente: consenso de mercado
Ibex 35 en elecciones


Los números son nítidos y la media nos enseña que el Ibex 35 retrocede cuando se produce una cita electoral en estas circunstancias. En concreto, el lunes podríamos ver descensos en nuestro mercado si nos atenemos a los datos estadísticos. En las últimas cinco ocasiones así se ha producido con una media de caída de más del 2%.

En los últimos 20 años el termómetro de los inversores ha sido negativo para el selectivo nacional justo el día después de conocerse el resultado de las elecciones generales. En 1996, cuando José María Aznar se alzó con la victoria por primera vez, se vio una caída profunda de más del 5%; en el año 2004 con la llegada de Zapatero la bolsa cayó al día siguiente más de un 4%; en la última cita con las urnas el lunes se saldó con pérdidas de más del 3%; mientras que en el año 2000 y en 2008 se recibió al nuevo presidente en los mercados con retrocesos de más del 1% y del 0,29%, respectivamente.

Comportamiento del Ibex 35 el lunes después de las elecciones


Pero tampoco resultan positivas las cifras registradas en el viernes previo a las elecciones. Si  seguimos el promedio, deberíamos ver descensos moderados en el último día de esta semana. La media en las últimas elecciones se sitúa en el 0,34% en negativo y solo en 1996, además de en 2011, vimos reflejado en el parqué español tibias ganancias.
Webinarios gratuitos para invertir
El departamento de análisis de Estrategias de Inversión realiza una serie de webinarios gratuitos para conocer las Acciones Españolas, Europeas y de EEUU que más nos gustan, así como un webinario sobre Indicadores técnicos.


Y en el cómputo semanal es exactamente lo mismo. En tres de las últimas cinco ocasiones en las que los españoles hemos estado llamados a votar, la bolsa ha mostrado un sesgo bajista. Únicamente en 1996 se saldó con un avance del 3,80% y con un repunte del 2,62% en la primera semana posterior a los comicios.

Asimismo, mirando el devenir del índice de referencia de nuestro mercado durante el mes electoral la bolsa se ha comportado de forma negativa. A excepción de 2008, todos los meses en los que se ha producido cita con las urnas han tenido saldo negativo y con pérdidas importantes en muchos casos, especialmente en las últimas elecciones (2011) y en el año 2000.   

Comportamiento del Ibex 35 en mes electoral
   
     
Los inversores, en definitiva, parece que se mantienen a la espera de que la situación se estabilice en el ámbito español, puesto que en el mes después de producirse las elecciones sí que vemos una tendencia al alza para el Ibex 35. De hecho solo una vez vimos al índice en rojo, con una caída de casi el 10%, en el inicio de la segunda legislatura del ejecutivo de Aznar. El mes posterior más alcista coincide con el segundo gobierno de Zapatero, en el que el selectivo español se incrementó más de un 6%.

Sea como fuere, parece que las elecciones le sientan a nuestro mercado como un producto caduco. Viendo los números parece que la mejor estrategia es permanecer fuera y esperar a que se estabilice la situación. Al menos eso observando los datos estadísticos, que nos muestran una tendencia clara sobre la evolución de la bolsa española.

QUIZÁS LE INTERESE LEER: Los valores con mayor potencial de subida del mercado español
 

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí