La compañía dedicada a la distribución de productos nutricionales lleva inmersa en un culebrón desde hace varios meses pero… ¿En qué estado está su negocio?
A corto o a largo. Esa es una de las incógnitas en las que se ha visto envuelta Herbalife a lo largo de los últimos tiempos.La decisión de apostar por la compañía o hacerlo en contra de ella ha sido el argumento de este largo culebrón en el que se han visto envueltos varios de los grandes inversores de Estados Unidos, como George Soros, Carl Icahn o Bill Ackman. La contraposición de argumentos ha ido acrecentándose hasta llegar a niveles más altos.

Así, Ackman apuesta porque el valor terminará cediendo en su cotización, mientras que los otros dos grandes inversores están convencidos de que ampliará su rally alcista. En este sentido, La última noticia fue que Bill Ackman el activista de 48 años aumentó sus posiciones cortas en la empresa hasta llegar a los 1.000 millones de dólares.

Sin embargo, esa postura que lleva defendiendo ya varios meses no le ha funcionado hasta el momento, puesto que la firma estadounidense se ha revalorizado en Wall Street más de un 57% los últimos 12 meses. Con todo, desde que comenzara el ejercicio los títulos de Herbalife ha vivido una corrección en el parqué neoyorkino de más del 18%. Esa ha sido una de las razones en las que se ha apoyado Ackman para subir sus posiciones cortas, que se fundamentan en que el negocio de la empresa está basado en una estructura piramidal de carácter ilegal. 

Herbalife cotización

Aunque lo que sí que ha conseguido Ackman a su favor, después de las grandes presiones que lleva ejerciendo durante meses, es la investigación que ha abierto la Comisión Federal de Comercio. La sospecha de la ilegalidad en la compañía y una denuncia interpuesta provocó incluso la suspensión temporal de la cotización del valor el pasado miércoles. Por tanto, tanto unos como otros deberán esperar al resultado de la misma para sacar más conclusiones.

Pero este debate en el que se fundamentan unos y otros tan solo son ejemplificadores. Lo importante es conocer cuál es la postura más común de entre todos los analistas hasta el momento, y antes de que se produzca una resolución por parte de la comisión, para saber cómo se encuentra el estado del negocio de la firma hasta la fecha. Es decir, cuál es la postura más común.

Herbalife, de menos a más

Aunque muchos siguen la posición que predica Ackman, lo cierto es que el aspecto fundamental que presenta la compañía invita a que la mayoría de los analistas opte por una visión más optimista sobre el futuro bursátil de la compañía. Tanto es así, que el 80% de los expertos apuesta por sobreponderar sus títulos, mientras que el 20% restante prefiere mantener posiciones. Además, el precio objetivo medio se encuentra en los 89 dólares

Precio objetivo Herbalife


Aunque, efectivamente, el consenso de mercado toma esta determinación media respaldándose en la salud empresarial de la que, consideran, contiene el negocio. Ejemplo de ello sería el nivel de ventas que registró el pasado ejercicio y las previsiones que hay de cara al 2014 y al 2015.

Concretamente, para el conjunto del próximo año se espera que los ingresos asciendan a los 5.304 millones de dólares, frente a los 4.825 millones de dólares del 2013. Asimismo, para el 2015 el pronóstico medio es que la facturación alcance los 5.862 millones de dólares. Es decir, prácticamente 2.000 millones de dólares más en comparación con los números que obtuvieron en 2012.

Y no es todo. Llevado al concepto de beneficios también se puede destacar, según los datos del consenso de analistas, que el crecimiento se va a perpetuar en el medio plazo. Si el año pasado las ganancias por acción llegaron a los 5,37 dólares, para este ejercicio se espera que supere los 6 dólares por título

Estimación de beneficios Herbalife


Así pues, eso sería una tendencia que se vería prolongada en el tiempo, dado que para el 2015, en concreto, la previsión es que el beneficio por acción llegue hasta los 6,73 dólares. Una cifra que llamaría soberanamente la atención, puesto que sería más del doble en relación con los números de hace cinco años.