El mercado norteamericano respira por fin con comodidad. Si durante la pasada semana estaba en urgencias, ahora este fuerte rebote empieza a apuntar a que el rally de fin de año no es descabellado.
Era lo que le faltaba a los mercados. El punto determinante. Estaban dudando los inversores pero en los últimos días han encontrado los resquicios que les faltaban para asegurarse. Tras asomarse al precipicio han llegado todas esas noticias que se estaban esperando como la paga extra de navidad. Los rumores sobre que el BCE comprará deuda corporativa han hecho efecto.

Pero lo que más está gustando en la bolsa estadounidense es las últimas palabras que se han conocido de un miembro de la Reserva Federal, en este caso de James Bullard. Desde que declarara que la FED estaba sopesando seriamente congelar el tapering, Wall Street ha sido un auténtico ciclón alcista. No ha parado de subir hasta situarse en los niveles actuales, recuperando parte de las pérdidas anteriores.

Si a este escenario se le une el éxito de los resultados de Apple, entendemos el por qué los índices hoy se han desatado con la mayor subida en cuatro días consecutivos desde el pasado mes de febrero. Si hasta ahora nada había importado la temporada de resultados, con la presentación de la compañía de mayor capitalización de todo el mercado ha llegado el interés. Y el júbilo.

De esta manera, el S&P 500 sube un 1,96%, el Dow Jones se apunta un 1,31%, mientras que el Nasdaq avanza un 2,40%. Los niveles del rebote
 
Desde el punto de vista macroeconómico hoy hemos conocido el dato de venta de viviendas de segunda mano, que subieron 2,4%. Se trata de una cifra mejor de lo esperada, puesto que el consenso de mercado estimaba un incremento del 1%, desde el descenso del mes anterior del 1,8%.

En unidades anualizadas, se suman 5,17 millones desde los 5,05 anteriores. Un dato mayor de lo esperado que era 5,1 millones. Es la medición más alta desde septiembre de 2013.

En el terreno empresarial,  Apple ha cerrado la jornada con alzas de más del 2%, después de que ayer acudiera a su cita con los inversores al cierre del mercado. La firma con sede en Cupertino obtuvo un beneficio de 1,42 dólares por acción, mientras que el consenso de analistas esperaba ganancias por título de 1,31 dólares. Así pues, se trata de una cifra queestuvo por encima de lo que en un principio había estimado el consenso de expertos. 

Por otro lado, Coca-Cola informó que sus ganancias trimestrales cayeron un 14%, debido a que las ventas de bebidas carbonatadas en Norteamérica disminuyeron. La compañía también dijo que espera que se pierda su objetivo de crecimiento del beneficio a largo plazo de 2014, como resultado de las fluctuaciones monetarias. 

Asimismo, Verizon obtuvo ganancias de 89 centavos por acción, frente a los 78 centavos por acción de hace un año. Los ingresos aumentaron un 4,3% hasta 31.600 millones de dólares. Los analistas, en promedio, esperaban una ganancia de 90 centavos por acción, sobre ingresos de 31.580 millones de dólares.

McDonalds presentó una caída del 30% en sus ganancias trimestrales, golpeado por un escándalo alimentario en China y la intensa competencia en los Estados Unidos. El beneficio neto de la compañía cayó a 1.070 millones de dólares, o 1,09 dólares por acción.

En este contexto, La rentabilidad de los bonos a 10 años está en 2,2080%. El EURUSD se cambia en 1,2718 dólares. Mientras que el brent está en 86,28 dólares el barril. Por último, el oro cotiza en 1.249 dólares, VIX está en 16,44

Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí