Este año ha comenzado con bastantes dudas en diferentes líneas. Entre ellas, se encuentran varios factores de riesgo que arrastramos desde el pasado ejercicio, pero que pueden generar oportunidades de cara a lo que resta de año. ¿Cómo será el panorama de la inversión para lo que está por venir?
 
El año 2016 estuvo cargado de constantes convulsiones. La crisis de China, el Brexit o la victoria de Donald trump son claros ejemplos de cómo pudo desvirtuarse el mundo de la inversión con altas dosis de volatilidad. Esto, para muchos, actuó como un factor disuasorio para la toma de posiciones. Sin embargo, nada más lejos de la realidad: cuando se cierran unas oportunidades, otras se abren.

Según considera James Butterfill, director del equipo de analistas de ETF Securities, en este momento hay “cinco retos a los que se enfrentan los inversores en este 2017”, que son “el Brexit y los populismos en la Unión Europea, las políticas de Donald Trump, la inflación, los tipos de interés y los mercados emergentes”. Pero más allá de contemplar que esto puede jugar en contra de la inversión, señala que “son factores que pueden crear amplias oportunidades”. (Ver: El equilibrio continúa; toca esperar y ver)

En relación al primer punto, el centro de la atención pasará ahora en cómo será el proceso de salida del Reino Unido de la UE. Sobre todo en el timing de las negociaciones. Para Butterfill el principal problema llegaría “en el caso de que ese proceso se extienda más allá de dos años”, lo cual sería ideal para cerrar la incertidumbre que aún persiste con respecto a esta materia.  

También, si se produjera un “Hard Brexit”. Entonces, podría haber “aplazamiento o cancelación de inversiones corporativas, penalizaría en el 3,4-4,5% del PIB en la UE a lo largo de los próximos 15 años y no se esperaría que el presupuesto del gobierno se equilibre hasta 2020/21”.

Implicaciones Brexit duro


Aunque el principal factor de riesgo con el que hay que contar este año son las elecciones de Francia. El descontento de los franceses con el rumbo que ha tomado su país en los últimos años ha dado alas al populismo de la ultraderecha y con él puede venir otro foco de incertidumbre que, una vez pasado, puede generar oportunidades. En el corto plazo, “generará altos niveles de volatilidad durante el primer semestre este año”.

Encuesta satisfacción


Trump, la principal incógnita

Otro interrogante que se abre en este 2017 es cómo desarrollará su presidencia Donald Trump y qué políticas va a tomar. En un principio, en su hoja de ruta en los cien primeros días se espera que renegocie el TLCAN o retirarse conforme al Artículo 2205, o que abandone el acuerdo del TPP.

Asimismo, el presidente norteamericano podría etiquetar a China como manipulador de moneda, al igual que identificar todos los abusos comerciales extranjeros que afectan injustamente a los trabajadores estadounidenses. A eso habría que añadirle que podría levantar las restricciones a la producción de reservas energéticas por 50.000 millones de dólares, de petróleo no convencional, gas natural y carbón limpio.

Aunque estos niveles de riesgo podría mover la rueda del dinero. Como por ejemplo con la inversión de hasta un billón en infraestructuras en los próximos diez años. Butterfill explica que Trump “quiere llevar el nivel de crédito a niveles previos al estallido de la crisis del crédito”. En este sentido, sostiene, que Trump tiene el riesgo de impeachment “más alto que cualquier presidente anterior”.

Por tanto, habrá que estar muy pendientes de la evolución del dólar, también con la política de subida de tipos de interés de la Reserva Federal. Desde el punto de vista del experto el dólar “va a permanecer plano este año precisamente por las incertidumbres que genera Donald Trump”. Por eso, espera que no refleje muchos cambios en el conjunto del ejercicio.

Dollar Index


¿Dónde están las oportunidades de crecimiento?

Acorde con el equipo de análisis de ETF Securities hay que poner un ojo encima de los metales industriales, que se podrían ver altamente beneficiados del escenario global en el que nos encontramos en estos momentos. Butterfill apunta que los metales industriales “tienen sólidos fundamentos a medio plazo, pero el reciente rally parece haber llegado demasiado pronto”. En este sentido, el aumento del gasto global en infraestructuras “apoyará el crecimiento a medio plazo”. (Ver: Materias primas: perspectivas para 2017​)

Metales industriales


Otra fuente de crecimiento en los mercados puede llegar a través del oro. Tal y como sostiene Butterfill “los costes de transporte relativo al metal dorado parecen atractivos ahora”. Además, siguiendo este mismo esquema, observando la evolución de las inversiones en ETP de oro, los inversores “no están apostando contra el oro en estos momentos”. El escenario base de ETF Securities pronosticaría subidas en el primer semestre y posteriormente una corrección hasta final de año. 

Oro ETP
         
     
Por ultimo, un subyacente que podría generar oportunidades de entrada en opinion de Butterfill sería el petróleo. Siguiendo este hilo se espera una reducción de 1 billón de dólares en Capex y exploración en Estados Unidos. Además, la inversión en el Mar del Norte se redujo en un 36%, pero única sobre la producción trimestral este año. Sólo 80 de los 98 millones de barriles estimados de la demanda de petróleo en 2020 pueden ser cubiertos por los campos actualmente productores. Para desbloquear los 18 restantes, los precios del petróleo tendrían que aumentar.

Liquid cost curve


QUIZÁS LE INTERESE LEER: 
¿Puede Trump sabotear el aumento de la producción? 
ETP sobre cestas de materias primas: el mayor volumen invertido desde mayo de 2016