¿Qué hacer en los mercados cuando han subido tanto que el potencial de los índices prácticamente se ha secado? Quizá lo más apropiado es olvidarse del selectivo y fijarse en valor por valor.
 

En lo que va de año, el S&P 500 sube más de un 5,5% gracias a factores de sobra conocidos: la esperanza de que las nuevas políticas de estímulo fiscal del nuevo gobierno de Estados Unidos y una rebaja de impuestos pueden estimular el crecimiento y la evolución de los beneficios de las empresas.

La mejora de las perspectivas ha sido tal que las subidas que han experimentado ya los mercados podrían haber consumido todo lo que se esperaba para los índices en el conjunto del año.

Precisamente la agencia Bloomberg ha señalado que el S&P 500 ha sobrepasado ya la media para el conjunto del año de los 2.364 analistas y estrategas encuestados por la agencia. Recuerdan que el único año que el selectivo sobrepasó esta previsión para el conjunto del año fue en 2012 (con datos que nos llevan hasta 1999).

Sin embargo, la agencia señala que a pesar de que se ha superado el umbral esperado, todavía no se han producido actualizaciones al alza de los objetivos de los estrategas. Hace solo unos días, el estratega de Goldman Sachs, David Kostin, señalaba que “nos estamos acercando al punto máximo de optimismo con respecto al efecto de las políticas” del nuevo gobierno.

En la firma recuerdan que “los inversores deberán reconciliar la evolución del S&P 500 con las revisiones negativas de los beneficios por acción que han hecho los analistas”. Recuerdan que sube más de un 10% desde el día de las elecciones generales y que en ese tiempo, las estimaciones de ganancias se han reducido en un 1%.

En opinión de Kostin “la reconciliación del mercado será así: nos aproximamos a un punto de máximo optimismo y el S&P 500 retrocederá cuando los inversores se den cuenta de la realidad de que la reforma fiscal va a generar menos beneficios a  las empresas de las que inicialmente se preveían”, afirma.
 

Goldman Sachs

En Goldman Sachs creen que el S&P 500 tocará los 2.400 puntos en este trimestre antes de caer hasta 2.300 puntos a finales de este año. 

Esta subida, que ha dejado seco de potencial al S&P 500 ha hecho lo mismo con las compañías que lo integran. En total, de las 500 compañías del índice, 110 se habrían quedado sin recorrido, si tomamos como tal el porcentaje de subida tiene el precio actual frente al precio objetivo. Esto es, que ya han superado el objetivo.

Además, 256 compañías tienen un potencial inferior al 5%. Esto implica que la más del 50% del índice no tiene espacio para subir y de hacerlo, solo podría aspirar a revalorizarse un 5% desde los niveles actuales.

Entre todas las cotizadas del selectivo americano, 127 tienen posibilidad de subir de un 10% a un 50%, pero menos de 20 cuentan con una recomendación de compra. Hay que tener en cuenta que en estos niveles, el consenso de analistas no señala ni a una sola empresa del S&P 500 con una recomendación media de venta.

En el siguiente gráfico se encuentran la compañías con recomendación de compra y mayor potencial del selectivo americano, entre las que destaca la biotecnológica Mallinrodt, que tiene un recorrido de casi un 39% desde los niveles anteriores. También vemos grandes nombres como Google o Facebook.

Compañías con más potencial de compra


Por el contrario, las compañías del siguiente gráfico son las que menos potencial tienen. En este caso, la mayor parte de ellas tienen una recomendación de mantener, salvo cuatro de ellas:  Torchmark Corporation ha recibido una apuesta de infraponderar.  Por otro lado Qorvo, Autodesk y Arconic han recibido una recomendación media del consenso de sobreponderar.

Compañías con menos potencial


QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Reducimos los requisitos para aumentar exposición a acciones con pocos excesos”
¿Quiere ganar dinero a largo plazo? La bolsa española no es la mejor opción.