Aunque hace más de un año que Estados Unidos puso fin a sus programas de expansión cuantitativa y la FED ya haya comenzado a subir los tipos, lo cierto es que la financiación en el país sigue siendo barata, aunque menos. Por eso el último informe de Barclays en el que se analiza la evolución en bolsa de las empresas más y menos dependientes del S&P 500 en los últimos años es ahora, quizá, más oportuno.
 
De acuerdo con estos expertos una de las estrategias de selección de activos que mejor ha funcionado en los últimos años ha sido la de elegir a compañías que no dependan de la financiación externa.
 
Tal y como puede verse en el siguiente gráfico que han preparado en la entidad, las empresas que tienen un menor cash flow procedente de actividades de financiación con respecto a la capitalización son las que mejor lo han hecho en bolsa desde 2002 que el propio índice.
 
Es más, en este tiempo la compra de compañías más dependientes de la financiación exterior lo han hecho peor que el propio S&P 500.

Comportamiento empresas y financiacion

 
De acuerdo a este informe, se trata de una estrategia que funciona independientemente del sector en el que estén incluidas estas empresas.  De hecho, esta tendencia puede tener ahora más significado que nunca si se tiene en cuenta que, de acuerdo con estos analistas, las condiciones de financiación se ha deteriorado ya en Estados Unidos.
 
Explican que el volumen de salidas a bolsa ha caído un 42% en 2015. “Creemos que esto es una reacción a la elevada volatilidad que hemos vivido en los últimos meses en bolsa”, explican. De hecho cuentan que el VIX cotizó 42 días por encima de 20 el año pasado y que en lo que llevamos de año lo ha hecho todas las jornadas a excepción de una.

Volatilidad y financiacion

Por si fuera poco, las dificultades no se han quedado en las salidas a bolsa, sino que la emisión de bonos high yield se redujo un 15% el año pasado, sobre todo a finales del ejercicio. “Esta caída en los volúmenes de emisiones y en las salidas a bolsa sugieren que la financiación externa es más limitada para las compañías”, dicen.

Emision

Por otro lado, la emisión de bonos con grado de inversión ha alcanzado un record en 2015, aunque su coste ha aumentado. Ahora su rentabilidad es de un 3,5%, mientras que los mercados han caído un 10% desde su pico. Por eso afirman que “creemos que el deterioro de las condiciones financieras favorece a las compañías que no dependen de la financiación externa”, apuntan.
 
En su opinión el mejor comportamiento de estas empresas en bolsa siempre ha sido mejor que el resto del mercado en periodos de volatilidad elevada, por encima de 20.
 
En el informe, los expertos han preparado una lista con las compañías que tienen  una menor dependencia de financiación entre las que se encuentran compañías como IBM, Boeing, Juniper Networks, Texas Instruments o Transocean.

poco dependientes de la financiacion
 
Por otro lado, entre las más dependientes destacan algunas como Applied Materials, AbbiVie o Netflix.

Dependiente de financiacion
 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Por el momento no estamos ni en el año 2000, ni en 2008”
“Cambio de paradigma en los mercados”