Empezamos a mirar de cara a 2016 a todos aquellos valores que lo podrían hacer muy bien en los mercados y cuyo potencial de revalorización aún no habría acabado en base al aspecto fundamental que presentan.

 
Netflix

Esta ha sido una de las acciones que ha ocupado un gran especio dentro del mundo tecnológico durante los últimos cinco años. A finales de la década pasada, la acción cotizaba en torno a los 10 dólares, mientras que el pasado octubre alcanzó la cota de nada menos que 123 dólares. Una gran subida que responde a la gestión de su negocio.

La amplia mayoría del consenso considera que la mejor opción con este valor, pese a las subidas que ya acumula desde su salida a bolsa, es la de comprar. Por otro lado, no hay gran amenaza para Netflix como rey del streaming. Al menos no en este momento. Amazon es el segundo clasificado en este mercado ocupando entre el 13% y el 36%, pero Netflix puede estar creciendo demasiado rápido con respecto a la líder de e-commerce.

Netflix cotización


Netflix ha renovado su tecnología para que sea más accesible en cuanto al ancho de banda, y sólo se quitó un lanzamiento de lanzamiento en Japón, algo que los críticos sugirieron que iba a ser una gran apuesta, dado el estado actual de la economía japonesa. Con un enfoque en el contenido original, programación deportiva y la producción de películas previstas para el primer semestre del próximo año, los analistas esperan que Netflix encabece el espacio del contenido online en el futuro previsible, lo cual podría significar un mayor impulso en bolsa.

Disney

Walt Disney sufrió una reducción en los mercados en el último trimestre, debido a que las pérdidas relacionadas principalmente con ESPN presionaron a las expectativas. Aun con todo, esta cadena sigue siendo la fuerza dominante en la programación deportiva en directo en Estados Unidos, y parece que va a aferrarse a su dominio durante un largo tiempo.

Además, la franquicia de Star Wars, que recientemente ha estrenado una nueva película de la saga podría atraer múltiples ingresos para la firma. Ya no solo por la taquilla, sino por el merchandising, los nuevos spin-offs y parques temáticos que podrían inaugurar próximamente en territorio estadounidense.

Disney cotización


Disney es una de las marcas poderosas del mundo, y actualmente, en base a su aspecto fundamental, podría estar cotizando con un 15% de descuento en los mercados este año. Por eso, podría ser un gran candidato para seguir subiendo de cara al próximo año.

Amgen

Amgen es una de las empresas biotecnológicas que se benefició de la fuerza del sector durante la segunda parte de la última década, pero a diferencia de muchos otros, no ha sufrido demasiado una corrección importante durante el último semestre del año. Esto se produce gracias al volumen de ingresos clave que recibe de manera constante con respecto a la competencia.

La compañía elevó su dividendo en un 27% la semana pasada y espera realizar una recompra de acciones de entre 2.000 y 3.000 millones de dólares a lo largo de 2016. Desde una perspectiva puramente cuantitativa, esto hace que sea una biotecnológica muy atractiva y a tener en cuenta de cara al 2016. Dentro de muchos activos por los que resulta interesante se encuentra su inhibidor titular PCSK9, Repatha, un indicio cardiovascular programado para que se ponga en marcha en 2016, además del potencial de romosozumab esparada para junio de 2016, por lo que tenemos un año emocionante por delante para Amgen.

Facebook

Recientemente Citigroup inclulyó recientemente a Facebook como una de sus acciones preferidas dentro del S&P 500. Hace un breve lapso de tiempo la compañía anunció que había llegado a 1.550 millones de usuarios activos mensuales, así como 900 millones de usuarios de WhatsApp y 400 millones de usuarios de Instagram.

En el tercer trimestre, por primera vez, 1.000 millones de usuarios utilizan la plataforma diaria. El gigante de las redes sociales generó 4.300 millones de ingresos a través y espera aumentar sus cifras en el próximo ejercicio.

Facebook cotización


Las reproducciones de vídeo se están duplicando trimestre a trimestre. El uso de la red social a través del móvil está creciendo, y Facebook ha logrado una transición fluida de escritorio para ordenadores en cuanto a sus ingresos por publicidad se refiere.

Las comparaciones con MySpace y Friendster ya resultan odiosas. Pese a las afirmaciones de que Facebook se encuentra "fuera de onda" por los críticos, la interacción del usuario a través de prácticamente todos los rangos demográficos es la más grande en todos los tiempos.

La capacidad de Zuckerberg para detectar la próxima tendencia social como lo hizo con Instagram y WhatsApp, junto con los números cada vez más elevados en la compañía, posiciona a la firma como una de las que pueden desarrollar un mayor crecimiento en el 2016.

QUIZÁS LE INTERESE LEER: Bienvenidos al reinado del dólar y a la claudicación del oro