Telepizza, Dominion y Parques Reunidos tocan la campana esta semana. Las salidas a bolsa siempre causan una gran expectación pero… ¿Resulta interesante entrar en el primer año? ¿Cuál es el ejemplo de las que debutaron durante el pasado ejercicio?
 

A bombo y platillo. Así suelen ser, generalmente, las OPVs en cualquier parqué y, por supuesto, también en el español. Durante estos días varias compañías tomarán contacto con los mercados y hace que se retome el debate sobre si es interesante tomar posiciones en esos valores ante lo que pudiera ser un fuerte impulso generado por lo novedoso o por la magnitud y desempeño de cada uno de sus negocios.

El furor suele ser total. Las salidas a bolsa provocan un ruido penetrante y difícilmente sorteable por parte del inversor que, en muchos casos, se ve tentado hacia la aventura entrando para pescar cierta rentabilidad. Sin embargo, si nos fijamos en los ejemplos más recientes, lo que observamos es que hay que tener mucha cautela con según por qué acciones apostar. Pues el riesgo puede hacer que el rendimiento no sea especialmente atractivo.

Durante el último año han sido siete las empresas que se han lanzado al terreno bursátil por diferentes motivos: Aena, Talgo, Cellnex, Saeta Yield, Oryzon, Euskaltel y Naturhouse. Todas ellas por diferentes razones entraron a formar parte del mercado continuo –poco tiempo más tarde Aena formaría parte del Ibex 35– con resultados divergentes tanto en su cotización como en su valoración en función a sus fundamentales.

En el caso de Aena, que es la mayor OPV de los últimos tiempos en España después de la de Bankia, ha tenido un resultado, hasta ahora, bastante positivo. Hasta el punto que es de las pocas acciones que se salvan en cuanto a su revalorización en bolsa en los últimos tiempos. Desde su puesta de largo ha avanzado, aproximadamente, un 64%. Una cifra más que notable teniendo en cuenta los retrocesos en la bolsa madrileña desde los máximos de abril del 2015.


 

OPVs en España

 


Es sin duda la que mejor parada ha salido de las últimas salidas a bolsa, pues el recorrido  ha sido muy desigual. Tanto es así que Saeta Yield, que fue la siguiente en salir a la palestra acumula rentabilidad negativa desde su puesta de gala con unas minusvalías que ascienden hasta el 8,5%. La volatilidad ha sido la principal compañera de su viaje, con escaladas de más del 15% en su precio y con pérdidas de hasta más del 20%.



Por su parte,Naturhouse también ha tenido un recorrido negativo desde que comenzara a cotizar en el mercado español. Aunque los primeros días fueran alcistas para el valor, a partir del pasado 24 julio su recorrido ha sido bajista. Desde que marcara el primer precio ha sufrido recortes que, hasta hoy día, llegan rondan el 13%.



Cellnex y Talgo debutaron el mismo día con diferente resultado. La empresa de telecomunicaciones llegó a avanzar hasta un 13% desde su primer día, pero luego se ha ido desinflando al regazo de lo que ha hecho el conjunto del mercado español. A día de hoy pierde cerca del 3% desde su OPV.



Pero el caso de la compañía ferroviaria es mucho más sangrante. Si ya empezó mal en su primer día, a medida que avanzó el calendario fue a peor. Hasta el punto que en la actualidad se deja hasta casi un 47% sobre los niveles en los que cerró en su primer día en el parqué madrileño.

Asimismo, Euskaltel es otra de las empresas que se atrevió a dar este salto a la plaza española. Es junto a Aena una excepción en cuanto a valores con tono positivo en el mercado desde su OPV. La acción de la operadora ha sumado más de un 21%.

La última en aparecer en escena fue Oryzon, cuyo comienzo de andadura se remonta a escasas fechas. La firma biofarmacéutica comenzó con alzas de hasta más del 20%, aunque después sufrió un desplome importante hasta perder cerca del 13% tal y como se muestra en la actualidad.

¿Y están baratas o caras después de haber salido a bolsa?

Tras ver esta evolución otra de las cuestiones al respecto es si las compañías están caras o baratas. Es decir, si hay equilibrio por fundamentales de manera individualizada por beneficio y precio actual de la acción (PER) y, por tanto, si a estos niveles se puede tomar posiciones en algunas compañías en particular.

 

 

 

PER de las ultimas cotizadas en salir a bolsa

 


En este sentido lo que llama la atención es que la mayoría de valores en base a la ratio PER están caros, máxime si lo comparamos con la media del Ibex 35, que se encuentra en las 16,19 veces. Así, la que cotizaría con mayor descuento sería Talgo, en 7,48 veces, seguida de Naturhouse, que estaría rondaría las 11,29 veces.

El resto de compañías que han dado el salto al mercado cotizarían por encima del PER que refleja el selectivo español y mostraría una sobervaloración importante. El caso más llamativo sería el de Euskaltel, cuyo precio de sus acciones se situaría en las 241 veces las ganancias.

Cellnex también tendría una ratio PER que ascendería hasta las 72 veces; Saeta Yield cotiza a casi 44 veces los beneficios, mientras que los múltiplos de Aena estarían en las casi 22 veces las ganancias.

Ahora, le toca el turno a Telepizza, Dominion y Parques Reunidos… ¿Seguirán por este mismo camino? Su suerte ya está echada.