La institución monetaria presidida por Ben Bernanke ha sorprendido a la mayoría de los analistas que esperaban que el tapering comenzase en septiembre y los principales índices de la bolsa estadounidense han cerrado con importantes ganancias. El Dow Jones ha subido un 0,95%, el
 S&P 500 se ha incrementado un 1,22% y el Nasdaq
 ha cerrado con un ascenso del 1,01%.

En máximos históricos. Tanto el Dow Jones como el Standard and Poor’s han concluido la sesión con su mejor cotización en toda la historia.
El S&P 500 superando los 1.725 puntos básicos y el Dow Jones alcanzando más de 15.677 puntos. La noticia de la prolongación de la QE3, la política de estímulos a la economía de la Reserva Federal que emplea 85.000 euros mensuales, ha servido como empuje para los inversores y han terminado apostando por moverse hacia la compra de acciones. (Ver noticia)

Casi nadie veía venir esta decisión tomada por el Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC), dado que el 60% de los expertos encuestados pensaban que el tapering iba a dar comienzo en el presente mes de septiembre. En este sentido, mucho ha tenido que ver los datos macroeconómicos de las últimas semanas, que han estado por debajo de las previsiones de los analistas, principalmente el de las peticiones iniciales de desempleo. (Ver: Bernanke, la paloma de la FED)

En este contexto, el bono a 10 años estadounidense ha cerrado con un desplome del 5% tras el anuncio el anuncio de la institución monetaria presidida por Bernanke y se ubica en 2,71%. Con este nivel, se ha hecho efectiva su mayor caída en los últimos 10 meses.

Además, la noticia de la FED ha llegado acompañada del dato de que la contrucción de nuevas viviendas se incrementó en un 0,9% en una tasa anual ajustada estacionalmente de 891.000 unidades, muy por debajo de lo que pronosticaban los analistas. En julio las cifras fueron revisadas a la baja para mostrar un nivel de 883.000 unidades, en detrimento de los informes anteriores que lo situaban en 896.000 unidades. (Ver noticia)

Desde el punto de vista empresarial, Apple ha reducido las caídas de los últimos días después de lanzar al mercado su nuevo sistema operativo, el iOS7. De hecho, sus acciones han cerrado con una subida en torno al 2%. Se corta así la mala racha, tras presentar sus dos nuevos modelos: el iPhone 5C, de bajo coste, y el 5S. (Ver noticia)

Por otro lado, tan sólo una semana después de la emisión de bonos con la que Verizon captó 49.000 millones de dólares, la rentabilidad ha caído con fuerza. Según la agencia Bloomberg, si la compañía hubiera vendido los bonos al precio al que cotizan hoy se hubiera ahorrado más de 5.000 millones de dólares. La rentabilidad ha caído en picado desde la emisión de bonos el pasado 11 de septiembre por parte de Verizon. Salió al mercad con 15 millones de dólares en bonos al 6,55% de rentabilidad con vencimiento en septiembre 2043. Después de la decisión de la FED, harbá que estar pendientes a la evolución de la rentabilidad de los bonos de Verizon. (Ver noticia)

Por último, el oro cambia de tendencia y sube fuertemente un 4,2%, mientras que el precio de la onza se encuentra en 3.356 dólares, mientras que el petróleo también sube y el Brent ha cerrado superando ligeramente la barrera de los 110 dólares.

Sin embargo, el que peor ha salido parado del mantenimiento de la política de estímulos a la economía de la Reserva Federal ha sido el dólar, que se ha depreciado un 1,1% con respecto al euro. El par EURUSD se cambia a 1,35.