Muchas han sido las reacciones tras el anuncio de la compañía de comercio electrónico de que entrará en el mercado de la telefonía móvil. Los analistas de JP Morgan se muestran excépticos.
No ha dejado indiferente a nadie, sea para bien o para mal. El anuncio del nuevo smarpjonne de Amazon ha levantado alabanzas y críticas en todos los rincones. Sus novedosas características técnicas, como la función 3D de su pantalla y el reconocimiento de audio e imágenes para realizar compras inmediatas en su sitio web, han generado el debate en los expertos.

¿Cuánto será capaz de vender? ¿Conseguirá quitar nicho de mercado a Apple o Samsung? Esas son dos de las principales cuestiones que se hacen los analistas. En este sentido, uno de ellos, Doug Anmuth de JP Morgan estima que el nivel de ventas se encuentra entre los “2 y 3 millones en este año”.

Ya en febrero, el analista de JP Morgan Marcos Moskowitz, especialista en Apple, afirmaba que Apple podría vender “83,8 millones de iPhones este año”. Por tanto, se trataría de una diferencia abismal, puesto que la enseña de la manzana conseguiría en dos semanas lo que Amazon en seis meses.

Por lo tanto, en el corto plazo no esperan demasiado impacto. A la larga, sin embargo, sí que se espera que el precio del dispositivo móvil descienda y entonces sea mucho más competitivo de lo que es ahora.

“Esperamos que las ventas del modelo Fire se verán impulsadas por una fuerte integración con los productos digitales de Amazon, asegura Anmuth.

Especialmente lo que buscan es “incrementar su base Prime, lo cual les será más fácil con la ayuda de AT&T”. En esta línea, considera que el teléfono es rico en características, desde una perspectiva de hardware y software”.

“Creemos que el teléfono tiene un gran factor de diferenciación, pero el alto precio, siendo considerado de gama más alta, podría mostrar sus limitaciones para vender”, asevera.

Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí