Tenía que ocurrir, los mercados se han encontrado con una caída superior al 1% después de más de 40 sesiones con una aparente tranquilidad. Pero, ¿y si la corrección estuviera cerca?

 
Nadie sabe cuándo se va a producir, pero si hay algo claro, es que antes o después nos enfrentaremos a una corrección en los mercados. Sobre todo porque el calendario que se nos presenta por delante en los próximos meses es endemoniado.  En los próximos 120 días nos enfrentaremos al inicio de la campaña electoral en EEUU, la nueva temporada de resultados y, sobre todo, una subida de tipos por parte de la FED, si los datos económicos no indican una catástrofe.

El mero hecho de que uno de los miembros de la Reserva Federal indicase que en la institución hay algunas ganas de normalizar los tipos ha provocado que Wall Street cayera el pasado viernes más de un 2%, algo que no pasaba desde julio.

El estío ha pasado por la bolsa de Estados Unidos dejando aroma a calma chicha y cuando menos lo esperaban, tras unas declaraciones, los inversores se han puesto nerviosos.
Para muchos expertos no es algo inaudito. El contexto actual ha hecho que en el último año los inversores hayan visto a la bolsa americana como uno de los pocos reductos en los que encontrar algo de rentabilidad para sus carteras.

Tanto es así, que en la actualidad la bolsa de este país esté ya en zonas de sobrevaloración, según este gráfico que prepara Fidelity.

Per histórico del S&P


Tras las subidas de este año, los índices americanos tienen un PER de entre 15,6 y 20 veces, por encima de su media histórica. Si hablamos de sectores, la situación es muy poco homogénea. La energía, tocada por la caída de los precios del petróleo ha llevado su valoración muy cerca de las 59 veces. El resto se mueve cómodamente entre las 15 y las 20 veces, como se puede ver en el siguiente gráfico.

Per y rentabilidad por dividendo


Los sectores que en estos momentos cotizan a unos múltiplos más bajos son las telecomunicaciones, los semiconductores y la salud. Salvo esta última industria, los dos primeros están entre los tres que más suben en el año. También se encuentra la energía, en un momento en el que parece que se puede hablar de algo de recuperación tras el tsunami de los dos últimos años.

Según los datos de Bespoke, tras la caída del pasado viernes en Wall Street alrededor de un 34% de las compañías que cotizan en bolsa cotizan por encima de su media móvil de 50 sesiones. Con todo, siete de los 10 sectores tienen una lectura inferior a esa cifra.

Amplitud de mercado


De hecho, ningún valor del sector de las telecomunicaciones o las utities cotizan por encima de esa media. 

Los tres sectores –explican en la entidad- con unas lecturas más potentes son energía, tecnología y sector financiera. Aunque apuntan que “el hecho de que la tecnología y las financieras tengan unas lecturas superiores podría deberse a que se trata de los dos sectores con más peso del mercado. En su opinión, “los alcistas deberían ver más participación del resto de los sectores”.

¿Dónde refugiarse?
Recientemente los expertos de Credit Suisse se preguntaban si todavía existen lugares para resguardarse en EEUU.

Recuerdan que las acciones que pagan más dividendo lo han hecho mejor desde 2014 y que han sido las verdaderas ganadoras de este escenario de bajos tipos de interés. “Las defensivas, mientras tanto, lo han hecho mejor que las cíclicas entre diciembre del año pasado y el pasado mes de julio de este año.”

Apuntan que esto ha provocado que “tanto las compañías de sectores defensivos como las acciones de alto dividendo han alcanzado valoraciones tan altas que son ahora una fuente de preocupación en el mercado americano”.

en su opinión, “los inversores parece que han llegado a la misma idea, las acciones cíclicas están cotizando muy por debajo de su media histórica de 32 años y comenzaron a rebotar en julio al igual que ha ocurrido con las acciones con menor dividendo”.

En la firma aconsejan buscar en sectores cíclicos y buscar acciones dentro de los servicios al consumo, el hardware y equipo y el transporte. También recomiendan ser cautelosos con las compañías de alta capitalización y fuerte dividendo, ya que sus valoraciones han alcanzado máximos históricos este verano.

Evolución sectorial

 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Olvídese de estas acciones si es usted mileurista”
"No sorprende una corrección de los valores más cíclicos, los que más han corrido en últimos días"