La bolsa española no ha levantado cabeza desde que estallara la segunda mayor crisis económica en el año 2007. Las pequeñas compañías han perdido un 74% de su valor desde entonces y el sector financiero ha sido el más perjudicado.

A comienzos del mes de noviembre de 2007, el Ibex 35 superaba su máximo histórico por encima de los 15.900 puntos. Por aquel entonces, nadie se imaginaba ni lo que estaba por venir ni mucho menos que siete años más tarde ninguno de sus tres grandes sectores se habría recuperado de la hecatombe.

CRISIS FINANCIERA 2007/2014 IBEX35. FUENTE BME
CRISIS FINANCIERA 2007/2014 IBEX35. FUENTE BME

 
El Ibex 35 con dividendos es el único que, a cierre del mes de noviembre, se había recuperado de la totalidad de sus pérdidas y volvía a una suma que daba cero. Según el Informe Anual elaborado por Bolsas y Mercados, el Ibex 35 sigue un 32% por debajo del nivel al que se situara en los máximos marcados hace siete ejercicios, un porcentaje muy similar al del selectivo que agrupa a las veinte compañías de mediana capitalización del mercado nacional.

Otra cosa es lo que ha sucedido con el Ibex Small Caps para quien los años de crisis han sido especialmente duros. Sus compañías valen hoy un 73,97% menos, en base a datos de cierre de noviembre.

No obstante, la situación podría estar empezando a cambiar. “Es destacado el interés que han mostrado en 2014 los inversores por este grupo de compañías de pequeña capitalización”, destacan desde BME. A cierre de octubre, estas compañías habían negociado 2.940 millones de euros dentro del mercado español, prácticamente el doble que en el mismo periodo de 2013. 

 
CRISIS FINANCIERA 2007/2014 IBEX35. FUENTE BME
CRISIS FINANCIERA 2007/2014 IBEX35. FUENTE BME


Ni bancos ni ladrillo ni petróleo

Sobrevivir a una crisis económica no es sencillo… y la prueba está en que tan sólo el sector de bienes de consumo lo ha conseguido. Desde noviembre de 2007 a noviembre de 2014, las compañías de alimentación, textil y farmacia se han revalorizado en conjunto hasta un 109,25%.



Pero, ¿cuáles son los sectores que siguen sin recuperarse de la crisis financiera?
1. Resultó que, como es lógico, los bancos han sido los más vilipendiados por una crisis que no dejó de originarse bajo su techo en Estados Unidos ligado íntimamente con el sector ladrillo. En su conjunto, el sector de servicios financieros e inmobiliarios permanece un 49% por debajo de los niveles de hace siete años y eso que las inmobiliarias que cotizan en bolsa están hoy un 90% por debajo del valor de entonces.

Entre la crisis de Lehman Brothers y la burbuja del ladrillo en nuestro país transcurrieron los meses suficientes para demostrar que la primera de ellas arrastraría consigo al resto de sectores. Las compañías dedicadas a los materiales de construcción fueron las más damnificadas pues, a día de hoy, han perdido un 93% de su valor desde entonces.

BANCOS


2. Las constructoras
en sí mismas se encuentran un 38% por debajo del nivel de entonces y las dedicadas a la fabricación y montaje de bienes de equipo, un 61%.

La única excepción es para la industria aeroespacial, cuyo vínculo con la innovación le ha reportado ingentes ganancias que rozan el 123% en este mismo periodo.

CONSTRUCCIÓN CRISIS

3. ¿Y qué hay de las renovables? La crisis se encontró con su financiación (pública) de bruces…y se las ha llevado por delante. Las compañías dedicadas a energías renovables se encuentran un 67,4% por debajo del nivel al que cotizaban en noviembre del año 2007. Es más, hay quien desapareció por el camino, como Iberdrola Renovables en julio del año 2011.

PETRÓLEO CRISIS