Los principales índices estadounidenses siguen sin levantar cabeza después de cerrar el peor mes de los últimos tres años. La crisis de China ha pasado factura a una bolsa que llevaba más de seis años ininterrumpidos de subidas. ¿Qué es lo que recomiendan los analistas en estos momentos?

En principio, la mayor parte de los expertos coinciden en que los movimientos de las pasadas semanas han sido tan exagerados que es necesario apelar a la calma antes de hacer una llamada clara. Según el estratega de Julius Baer, Christian Gattiker, “estos movimientos nos recuerdan cómo son las fases posteriores a un shock, suelen tardar en curar”. En su opinión deberemos esperar un movimiento de ziz-zag en las bolsas en las próximas semanas.

Algo en lo que coincide Antonio Espín, analista independiente de Estrategias de Inversión. Para el experto “hay que tener en cuenta que el comportamiento del mercado está fuera de control, es un mercado de locura en la que los precios están fuera de control. Para tener una conclusión fiable, tienen que estabilizarse.

Y eso que llega septiembre y en opinión de muchos expertos ha pasado el momento de estar fuera de las bolsas y seguir el dicho de “vender en abril y comprar en septiembre”.

Para Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de Inversión la situación parece más clara. “A día de hoy, nosotros pensamos que es precipitado dar por finalizada la tendencia alcista primaria o de fondo. El deterioro económico no es evidente (los índices de sorpresas económicas de la UME y EEUU permanecen en máximos anuales) y, desde un punto de vista técnico, la mayoría de los índices de referencia no han perdido sus directrices alcistas de largo plazo y no presentan una estructura de máximos / mínimos significativos decrecientes con la que trabajar”.

Por eso el experto cree que “de esta manera, más que hablar de rebotes dentro de una tendencia bajista de fondo pensamos que sería conveniente hablar de una fase de consolidación o corrección dentro de una tendencia alcista de largo plazo. Es cierto que esta fase puede dar lugar a la formación de un techo de ciclo y a un cambio de tendencia. Sin embargo, la evidencia nos dice que adelantarse a los giros de mercado no suele ser la opción mejor remunerada”.

QUIZÁ LE INTERESE LEER: "No den por muerto al gato"

No hay que olvidar que las actuales circunstancias del mercado están envueltas por un sinfín de circunstancias que podrían aterrar a los inversores como la situación china que no parece mejorar y la cercanía de la próxima reunión de la FED en la que se teme que se produzca una nueva subida de tipos.

Por eso, en esta situación conviene saber cómo están los índices desde un punto de vista técnico. Los analistas de JP Morgan hablan del S&P 500 y explican que “el siguiente soporte ahora del S&P500 está en los 1892 puntos.” Explican que si se pierden los 1867 luego vendría el soporte de los 1820 (completando una corrección del 15% desde el pico de Mayo), pero creen que nuevos mínimos por debajo de 1867 durarían poco.

En opinión de Hugo Anaya de JP Morgan, “hay que aprovechar estos niveles en los mercados para incrementar posiciones en Septiembre, de cara a la última parte del año, en la que si bien no espero grandes subidas, por estacionalidad y por ir ganando claridad sobre lo que pretende hacer la Fed podemos tener un último trimestre del año bueno”.

El experto apunta que “si damos por bueno el consenso de analistas para el S&P500 a 12 meses , a 1913 estaríamos comprando a PER de 15.45 veces. Y aunque no se puede decir que sea un PE “barato”, pero hacia mucho que no podíamos comprar con esta valoración. Hace tres meses el PE 12m forward del S&P500 llevo a ser de 18.0x, la mediana de los últimos 5 años es de 14.3x, y de los últimos 10 años 15.1x”.

S&P 500 de JP Morgan


Para Eduardo Faus, de Renta 4 “el S&P 500 ha perdido la normalidad correctiva desde 2011, lo que hace probable que experimente réplicas bajistas futuras, pero en el corto plazo presenta parámetros de sobreventa propios de suelos temporales relevantes (de varias semanas-pocos meses de duración)”. En este contexto, en la firma espera la formación de un suelo en la zona de 1820-1850 puntos para desarrollar un rebote posteriormente.

Por eso el analista aconseja comprar el índice estadounidense en correcciones en el corto plazo.

S&P 500 de Renta 4


La misma recomendación que tiene sobre el Nasdaq. Faus cree que es probable que “el índice haya dado comienzo un tramo correctivo complejo, que curiosamente comienza en la zona de máximos históricos de la burbuja tecnológica del año 2000 en los 4800 puntos.”

Es más, el experto de Renta 4 cree que “a corto plazo los parámetros son extremos, nunca vistos, lo cual hace probable que en la zona de 3700 puntos nos encontremos ante una buena oportunidad de compra a unas semanas vista”. En este entorno el experto apuesta por comprar en correcciones en el corto plazo.


Nasdaq, según Renta 4


En cuanto al NYSE,Cárpatos dice en su sección de Estrategias de Inversión que “tras no pasar la la primera resistencia más obvia que tiene, el 38,2% del retroceso de Fibonacci de la bajada desde los máximos anuales, las ventas se apoderaron ayer del índice. El movimiento no es sorpresa pero a lo que debemos estar atentos es a lo que hagan los operadores con esta nueva bajada, para ver si les es atractivo el precio o no.

De ninguna manera debe perder los mínimos del mes pasado. Recordemos que una señal muy positiva para el mercado es que los institucionales pasaran a compradores, pero de momento estaban vendedores.”

NYSE


QUIZÁ LE INTERESE LEER: “Tres compañías en las que podría funcionar la teoría de la opinión contraria”