Acabamos de dar carpetazo a agosto, mes que se ha caracterizado por la caída de los volúmenes a niveles ínfimos, y arrancamos septiembre, que al inversor puede proporcionar buenos rendimientos, no solo por potencial en bolsa, sino también vía dividendos.
 
Por fin hemos dicho adiós al tedio más insigne del octavo mes del año. La baja contratación que hemos presenciado dentro del mercado español ha provocado un efecto contagio en los inversores. La desidia ha llevado al retiro paulatino de la operativa en las bolsas. No ha sido sino un círculo vicioso. La pescadilla que se muerde la cosa. Menos movimientos, menos operaciones e incremento de la ilustrativa visión sobre que lo mejor que se podía hacer era esperar a septiembre.

Esta disminución de las oscilaciones ha provocado, además, una mayor tranquilidad para el inversor más conservador. Algo que no se veía en agosto desde hace varios años, por los seísmos que nos han aplacado en los últimos veranos, como el que vimos en 2015 con la tormenta asiática y la devaluación del yuan. Por eso, esta inusual calma, si nos remontamos a los últimos años, sitúa a ese tipo de inversor en un lugar privilegiado para la obtención de retorno vía subidas futuras o bien vía dividendos.

Con todo esto, la clave de la actualidad pasa, como había sucedido en ocasiones anteriores, en lo que puedan decidir los bancos centrales. Esto es, si la política monetaria va a pegar un vuelco próximamente y si finalmente vamos a pasar a tener, ya más de facto, un ciclo de subidas de tipos de interés.

En este sentido, cabe observar cuáles son los dividendos más relevantes que se reparten durante este periodo por parte de las cotizadas dentro del mercado español. Principalmente para que ese tipo de operador pueda tener claro cuál es el calendario este mes y qué compañías pueden retribuir más al accionista para así sacar réditos interesantes para su cartera.

Dividendos de septiembre del 2016


Naturhouse, es una de las compañías que ha seleccionado este mes para compensar a sus inversores a cuenta de las cuentas del pasado año. A través de la CNMV, el pasado 26 de julio confirmó el reparto de un dividendo bruto de 0,20 euros por acción el próximo 15 de septiembre. El pago acarrea una rentabilidad del 3,85%, mientras que se estima una rentabilidad por dividendo anual del 7,92% para este año. (Ver: dividendo de Naturhouse)



BME es otra de las empresas que han marcado el noveno mes del año para pagar a sus accionistas vía dividendo. Tal y como informó al regulador el 28 de julio, abonará un dividendo bruto a cuenta de 0,4 euros (0,324 euros netos) también el 15 de septiembre. La rentabilidad de este pago asciende al 1,42%. Por otra parte, se espera que el rendimiento por dividendo anual llegue hasta el 7,19%. (Ver: dividendo de BME)



Montebalito, firma que cotiza dentro del mercado continuo, tiene fijado este mes para el reparto del dividendo. Según informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores del abono de un dividendo a sus inversores de 0,11 euros brutos que se hará efectivo durante el 19 de septiembre. El retorno de esta retribución supondrá el 7,59%, el más alto del mes. (Ver: dividendo de Montebalito)



Gas Natural, caracterizada por el reparto de dividendos interesante en los últimos tiempos, se apunta a este mes para pagar a su inversor. En este caso, la gasística, como así hizo saber a la CNMV, premiará a sus inversores con un dividendo bruto de 0,33 euros el próximo 27 de septiembre. La rentabilidad del pago supondrá el 1,76%, mientras que espera un retorno anual del 5,41%. (Ver: dividendo de Gas Natural)