Domingo García Coto, director del Servicio de Estudios de BME, explica el último informe elaborado por Bolsas y Mercado que fija el porcentaje de acciones en manos de las familias españolas en el más alto de los últimos once años. 

“Se debe a una mejora de la situación económica de las familias; también gracias a las políticas que siguen las cotizadas españolas a través del dividendo y del método script que es el nivel más elevado desde el año 2003”.

El perfil de accionista particular español triplica el porcentaje que tienen los españoles en bolsa. ¿Por qué? ¿Se debe al dividendo clásico de la bolsa española?
“El accionista español es, sobre todo, directo. En España es una tradición la alta participación de las familias en el mercado. Las familias quieren seguir incrementando sus carteras y es algo que produce rentas por la tendencia de las compañías españolas a pagar dividendos”.

Los extranjeros controlan el 40% de la bolsa española. ¿Han aprovechado las rebajas en España para comprar?
“La participación de los extranjeros en la bolsa española es ya muy alta desde los años 90. Sin embargo, en los últimos años sigue aumentando. Es un hecho que los extranjeros confían en las cotizadas españolas. Esto ha hecho que hayamos vuelto a tocar ese máximo alcanzado años antes. Siguen siendo máximos históricos estando por encima de Europa, que es un 38%.”

El mercado de OPVs se ha reactivado este año. ¿Estiman que de cara al cierre de 2014 el porcentaje de extranjeros aumente?
“Los extranjeros son muy activos. Están siendo compradores netos, con compras superiores a las ventas. Sin embargo, la cifra del 40% es ya muy alta. Sólo en casos como el de UK es más alto que en España. En todo caso, son ya cifras muy altas y demuestran que se mantiene esa confianza”.

La Administración Pública mantiene un porcentaje sobre la bolsa española del 2,3%. ¿A qué se debe este incremento?
“El Estado en los últimos años ha tenido que tomar participaciones bancarias, como en BFA, y esas participaciones que tenían estas empresas se asignan a las administraciones públicas. Además, tienen también participaciones menos relevantes en empresas como Enagás o REE. Todavía estamos por debajo de la media europea que es un 4%”.

¿Confían también en que se mantenga la entrada de flujos de capital en la bolsa española?
“España se ha vuelto a convertir en un mercado con capacidad de crecimiento y eso se está notando en los volúmenes de contratación. Esperamos que esto se mantenga, reflejo de la economía española sigue repuntando”.

¿No temen que algún escándalo pueda repercutir en la bolsa? Lo hemos visto en Gowex…
“Son hechos desgraciados que no benefician para nada al mercado. Hay que sacar conclusiones de ellos. Lo que se ha visto es que los inversores siguen confiando en la bolsa. Necesitamos tomar lecciones de eso”.

¿Se conoce el porcentaje de familias que invierten en el Mercado Alternativo Bursátil?
“Son accionistas mayoritariamente de control y algunos institucionales o pertenecientes a empresas no financieras”.