La compañía sube hoy un 10% en bolsa tras anunciar la venta de dos nuevos terminales para este año. Ayer cerró con alzas cercanas al 8%.
BlackBerry atraviesa por uno de los mejores inicios del año desde hace varios ejercicios. Desde mínimos del mes de diciembre la compañía sube alrededor de un 60%, aunque sigue lejos de los niveles máximos de los últimos doce meses y a decenas de años luz desde sus máximos históricos.

Tras el fracaso de vender la compañía a finales del año pasado, Blackberry ha comenzado un nuevo camino, el de intentar hacer teléfonos y competir en un contexto en el que cada día aumenta la competencia con Android y iPhone.

Ayer mismo la empresa subía casi un 10% al conocerse que Ford había firmado un acuerdo para instalar el software de BlackBerry en el sistema de telefonía de sus vehículos a partir de 2016. La compañía canadiense sustituirá así al software de Microsoft.

La empresa ha anunciado hoy en Worldwide Mobile Congress que se celebra en Barcelona que prepara el lanzamiento de dos nuevos terminales. Uno de ellos estará enfocado a los países emergentes que se llamará Z3 y que costará menos de 200 dólares.

Por otro lado han anunciado el nuevo modelo de BlackBerry, Q20. Por lo que ha contado el presidente de la empresa en el congreso, el modelo será parecido a los anteriores, con un teclado físico y que se venderá hasta finales del año pasado.

Ambos terminales serán fabricados por la compañía taiwanesa Foxcomm que ensamblará esos teléfonos en China. Blackberry ha anunciado hoy también que Daimler y Airbus comprarán sus terminales. En los últimos años estos contratos habían sido siempre adjudicados a otras empresas. ¿Es el cambio definitivo de BlackBerry?

Por el momento un 70% de los analistas aconsejan mantener los títulos de la compañía y el 30% restante apuesta por vender. Ninguno, por el momento, apuesta por comprar las acciones de la empresa.