Luis Peña, gestor de Fidentiis Gestión, analiza las oportunidades de inversión en el sector financiero europeo, base de la cartera del fondo European Financial Opportunities.

¿Por qué consideran que es momento de apostar por bancos europeos?
Desde Fidentiis Gestión pensamos que los bancos europeos han tenido un comportamiento en bolsa relativamente malo en los últimos años, básicamente por la caída de los tipos de interés, las dos recesiones que ha habido en Europa y el aumento del capital regulatorio y, al menos dos, los tipos de interés y la regulación, pesamos que va a cambiar a futuro y ahí surge la oportunidad de invertir en bancos europeos.

El BCE reducirá el dinero que destina a compra mensual de deuda en abril. ¿Cómo afectará este cambio en la política monetaria del BCE a los bancos europeos?, ¿para cuándo barajan un tapering?, ¿y subidas de tipos de interés en Europa?
Esperamos que la reducción de compras de deuda por parte del BCE vaya a menos a partir de 2018 y que probablemente este año ya se produzca algún movimiento al alza en los Euríbors, que determinan los precios de los créditos en muchos países europeos. Esto ya debería ser positivo para los márgenes de los bancos a medio plazo.
 
¿Por qué consideran que es momento de apostar por aseguradoras europeas?
Las aseguradoras tienen otras dinámicas que están más ligadas a los tipos de interés a largo plazo y pensamos que eventualmente habrá una oportunidad interesante de invertir en aseguradoras, pero en los próximos meses o trimestres vamos a centrarnos más en bancos en el fondo de Fidentiis Gestión.
 
Se dice que aún queda un último coletazo de reestructuración del sector bancario europeo. En este sentido, ¿ustedes juegan los movimientos corporativos de los bancos dentro del fondo Tordesillas European Financial Opportunities?
Los movimientos corporativos creo que se van a producir dentro de mercados individuales en Europa, más que de forma transfronteriza. En el fondo podemos jugar esos movimientos, aunque no va a ser uno de los principales ejes de la estrategia de inversión. Comprar una entidad porque pueda haber una posibilidad de operación corporativa no deber ser la única variable a considerar.

¿Qué futuro le auguran a Banco Popular?
Popular tiene una situación delicada en este momento. Tiene una nueva gestión que tiene que tratar de recuperar la confianza del mercado antes de tomar decisiones de mayor calado. Mi sensación es que, si al final no pudieran resolver internamente los problemas que tienen con evacuar activos improductivos, posiblemente tendrán que ir a un escenario de consolidación dentro del mercado español. La alternativa es ir vendiendo activos no estratégicos y, eventualmente, reforzar el capital, pero eso no es fácil hoy por hoy.


¿Invierten en Deutsche Bank, ya sea por acciones o por deuda subordinada?
En este momento no estamos invertidos en DB. Preferimos bancos que tienen actividades de banca al por menor, que son actividades más predecibles. En cambio, Deutsche Bank, a parte de la banca retail en Alemania, es un banco global de deuda corporativa y banca de inversión, que son actividades que no son tan fáciles de predecir. Eso no quiere decir que no lo pueda hacer bien en el mercado, pero preferimos centrarnos en historias más simples. La deuda subordinada del banco es otro tema. Quizás en otro momento pueda interesarnos.
 
¿Qué perspectivas de evolución de concesión de créditos tienen para los bancos europeos?
Va por países. Los países del sur de Europa están en proceso de desapalancamiento y en España el crecimiento del crédito no se ha producido. Pensamos que lo lógico es que en este año los créditos empaten y el próximo crezcan algo. En cambio, en los países del centro de Europa habrá algo de crecimiento nominal, aunque no creemos que sea un crecimiento de doble dígito. La palanca fundamental de cambio en los resultados de estos bancos tiene que  venir por la parte de tipos de interés, ahorro de costes y reducción de provisiones de crédito.
 
Geográficamente, ¿las financieras de qué países presentan mejores perspectivas para  la inversión?
Los bancos franceses en este momento se han quedado atrás por la situación política del país. Si en las elecciones hay una solución de consenso, esos bancos tenderían a hacerlo mejor que el índice europeo de bancos.

En Italia también hay situaciones en las que, si se suben los tipos de interés y hay consolidación interna del mercado, puede haber oportunidades.

En España los bancos lo han hecho muy bien en los últimos meses, pero tienen mucha dependencia de los tipos variables. Si se produce una subida de tipos, probablemente se produzca una subida importante de estimaciones y eso llevaría a que lo hicieran bien en bolsa.

En Reino Unido va a depender mucho de cómo evolucione el tema del Brexit. Además, ahí hay una mezcla de bancos domésticos y bancos asiáticos. Por ejemplo, Lloyds es una entidad que lo ha hecho muy bien en bolsa y, si te vas a una situación de Brexit, debería seguir haciendo razonablemente bien.

¿Invierte en bancos británicos?, ¿qué futuro les augura?
En el fondo European Opportunities de Fidentiis Gestión nos vamos a centrar en la eurozona, aunque podemos invertir en monedas no euro. Seguiremos de cerca la situación del Brexit y, si en algún momento nos decantamos por invertir en bancos de Reino Unido, apostaríamos por bancos que operen fundamentalmente en ese país, no bancos con implantación global, como HSBC o Standard Chartered. Además, con el Brexit  la banca de inversión debería trasladar esa actividad, o al menos parte, al resto del Continente, lo que tendría impacto en la macro británica.
 
¿Por qué bancos están apostando en España?
Los bancos españoles lo han hecho bien en bolsa en los últimos meses, pero la realidad es que tendríamos que tener más claro que se va a producir subidas de tipos para ver una subida de estimaciones de beneficios, que es lo que determina el comportamiento en bolsa. Hay entidades que tienen buenas perspectivas y valoraciones razonables, por ejemplo, en este momento Sabadell es una de las entidades que puede tener sentido tener en cartera. Una entidad que está muy apalancada a tipos de interés y un balance muy sólido es Caixabank. Luego BBVA y Santander no sólo dependen del ciclo español, sobre todo dependen del ciclo latinoamericano.
  
¿Hay que abordar la inversión en bancos como una inversión de largo plazo?
La clave es el periodo de normalización de tipos de interés, algo que va a ser lento y largo, al menos de dos o tres años. Los tipos de interés han jugado en contra del sector en los últimos 7-8 años, pero si se dan la vuelta, debería ser un viento de cola que debería ayudar al sector bastante. Por ejemplo, si tomamos como referencia lo que ha pasado en EEUU, allí desde el taper tantrum, es decir, desde que empezó a hablar de subidas de tipos de interés en junio de 2013, hasta que se produjo la primera subida de tipos en diciembre de 2015, los bancos americanos lo hicieron mejor que el mercado americano. Si esto se vuelve a repetir en Europa, debería ser una buena oportunidad para invertir en bancos europeos.