La compañía de comercio electrónico presentó sus cuentas del primer trimestre que estuvieron acordes con lo que esperaba el consenso de mercado.
El beneficio por acción que obtuvo la compañía en este primer periodo de 2014 fue de 23 centavos por acción, justo lo mismo que había pronosticado el consenso de analistas, frente a los 18 centavos de hace un año. Tras estos resultados, las acciones de la compañía estadounidense no han sufrido demasiados cambios en el after hours.

La mejora está sustentada en el aumento del precio del servicio de suscripción Premium. En los últimos días se ha conocido que la compañía ha firmado un acuerdo con la cadena HBO por el que podrá emitir capítulos atrasados, entre otros cambios en su negocio.

Por el contrario, la mejor noticia para Amazon ha sido que el nivel de ventas que ha obtenido ha estado por encima de lo esperado. En concreto, han subido un 23% con respecto a las que obtuvo hace 12 meses atrás. En concreto, fueron de 19.740 millones de dólares, en relación a la media de los analistas de Facset que manejaba ventas trimestrales de 19.423 millones de dólares. El año pasado generó unas ventas de algo más de 16.000 millones de dólares en este periodo. Casi dos terceras partes proceden de Estados Unidos.

Entre las apuestas que más gustan a los analistas es el proyecto de Amazon de repartir ellos mismos sus envíos, lo que podría suponer un hándicap para empresas de mensajería como UPS.

Las acciones de Amazon caen casi un 20% desde la última vez que publicaron sus resultados. En ocho de los últimos 19 trimestres, el beneficio trimestral ha estado por debajo de las previsiones de los analistas. Precisamente lo que pasó el último, cuando la acción cayó un 11%.

Si quiere conocer los cambios de ciclo de esta acción pinche aquí

Amazon evolución acciones