El consenso de mercado sitúa la rentabilidad media por dividendo del Ibex 35 para este año en el 4,18%. Sin embargo, fuera del selectivo encontramos oportunidades de inversión individuales que ofrecen una rentabilidad en su retribución superior a la del selectivo. Estas son las mejores rentabilidades por dividendo de los pequeños y medianos valores españoles.
 
El Ibex 35 ofrece para este ejercicio una rentabilidad por dividendo total del 4,18%, habiendo disminuido desde el 4,35% que repartió a cierre de 2015 y, es que, algunas de las compañías que mejor retribuían al accionista han disminuido sus importes e, incluso en algunos casos han subido mucho en bolsa, lo que también mella la rentabilidad por dividendo. Dos ejemplos claros de esto son Telefónica o en Repsol.

Frente a esto, fuera del Ibex 35 encontramos un buen puñado de empresas que premian a los inversores con rentabilidades por dividendo superiores a la media del Ibex 35. Estas son las apuestas más atractivas por dividendo de la segunda división bursátil española:
 

 
SAETA YIELD
Saeta Yield sigue dominando el ranking de rentabilidades por dividendo de toda la bolsa española con un jugoso 8,46%, por encima de nombres clásicos como Telefónica. La filial de ACS lleva en su ADN complacer al inversor en forma de retribuciones y, por ello, se compromete a repartir el 90% de su flujo de caja. Además, al vincular su dividendo al flujo de caja y no a los beneficios, como hacen la mayor parte de las compañías, evita endeudarse para pagarlo y, por tanto, pueden garantizar, de alguna manera, dividendos más fiables. De hecho, tras salir de pérdidas en el primer semestre de este año y elevar un 7,7% su flujo de caja, mejoró su dividendo trimestral hasta los 0,1882 euros por acción. Ahora bien, si realizan adquisiciones con cargo a la caja, ésta también se verá mermada.


 N+1
La antigua Dinamia o la nueva Atlantra puede variar de nombre, pero lo que conserva es su atractiva rentabilidad por dividendo. Actualmente asciende al 7,61%, lo que la sitúa por encima de Endesa o Repsol, que son tradicionales apuestas del inversor amante de las rentas.
La compañía ha repartido 8,16 millones de euros este ejercicio con cargo a las cuentas de 2015, teniendo en cuenta la venta por Tryo Communications Technologies, sociedad participada por Dinamia en un 24,75%, del 100% de su filial Teltronic y del acuerdo para la venta por Dinamia de su participación del 25 % en la sociedad Estacionamientos y Servicios.
 

BME
Fuera o dentro del Ibex 35, BME sigue siendo una de las acciones que mejor rentabilidad por dividendo ofrece, gracias a que no tiene grandes gastos empresariales y reparte un 95% de sus beneficios a los inversores. Si bien es cierto que en los nueve primeros meses del año BME ganó un 8,6% menos, Javier Hernani, director general de la compañía, afirma que “podemos pagar un segundo dividendo a cuenta de 0,60 euros". Además, no descartan recuperar el dividendo extraordinario después de tres años sin abonarlo, pero eso dependerá “la regulación y la definición de los estándares de patrimonio que debe tener Iberclear”. De momento, con los dividendos garantizados BME ofrece una rentabilidad del 6,71%.
 

NATURHOUSE
El año pasado Naturhouse debutaba en bolsa convirtiéndose en la compañía con mayor rentabilidad por dividendo de nuestro mercado, aunque actualmente ha descendido seis puestos en dicho ranking debido también a la revalorización del precio de sus acciones, pues la compañía especializada en dietética ha subido en bolsa un 25% este año. También mantiene su compromiso de repartir más del 80% de sus beneficios debido a que “no necesitamos reinvertir la caja para la expansión internacional, puesto que crecemos a través de las franquicias, que son los que hacen la inversión. Esto hace posible que prácticamente la totalidad del ebitda sea caja”, explicaba Hugo Campillo, director financiero Naturhouse, en una entrevista a nuestra revista.
 

ATRESMEDIA
Tras años desbancadas de los primeros puestos de mejores rentabilidades por dividendo, Atresmedia y Mediaset vuelven a ganarse un puesto en la parte alta del ranking. De hecho, la rentabilidad de la retribución de Atresmedia supera a la de la de la dueña de Telecinco, con un 5,27%, frente al 5,15%. El ciclo expansivo de la publicidad ayuda a respaldar el mantenimiento de una alta rentabilidad por dividendo y un payout elevado, que el consenso pronostica que podría alcanzar el 80% de los beneficios.
 

ENCE
Aunque la reforma energética supuso un duro golpe para las empresas papeleras y cogeneradoras de nuestro país, Ence intenta recuperar a los inversores al reclamo de una alta rentabilidad por dividendo. Actualmente este ratio supera el 5% gracias a la fuerte capacidad de generación de caja de la compañía, que le ha posibilitado pagar 24,9 millones de euros en dividendos e invertir otros 8,6 millones en recompra de acciones, lo que también favorece el aumento de su rentabilidad por dividendo.
 

LAR ESPAÑA
De cara al inversor amante de las rentas, las SOCIMIS nacen con vocación de pagar altos dividendos, por ello, no es de extrañar que se cuelen en este ranking una de estas compañías. Lar España ofrece una rentabilidad por dividendo del 4,81%. El aumento de la rentabilidad de su cartera de inmuebles facilita aumentar su dividendo. De hecho, con cargo al ejercicio 2015 repartirá 0,20 euros por acción, lo que supone multiplicar por seis la retribución abonada el año pasado.
 

LOGISTA
Logista es un ejemplo más de que las compañías que se incorporan al mercado español saben del apetito por el dividendo de los inversores y, por ello, parten con una buena retribución. Así pues, Logista tiene el compromiso de repartir al menos el 90% de sus beneficios en dividendos y, gracias a que sus ganancias han ido en aumento, el dividendo, hasta los 0,74 euros con cargo a las cuentas de 2015.
 

ZARDOYA OTIS
Aunque por su capitalización (3.600 millones) bien merecería un puesto en el Ibex 35, Zardoya Otis cotiza fuera de él, pero si estuviera dentro, mejoraría la rentabilidad media del selectivo, pues la suya se sitúa en el 4,23%. Esta alta rentabilidad viene apoyada en un elevadísimo payout que supera el 90% de los beneficios, además de por el programa de recompra de acciones llevado a cabo.