El oro capta el mayor volumen de capital en dieciséis semanas, marcando la cuarta semana consecutiva  de entradas. Los ETP largos sobre oro captaron la semana pasada $65.4 millones, lo que representa el mayor volumen recibido dentro del sector de materias primas. Esto viene siendo impulsado por el estancamiento de la apreciación del dólar y por el hecho de que la inflación en EE.UU haya crecido al 2% por primera vez desde 2014.
 
De cara a los próximos meses, al oro le es crucial cómo ésta siga evolucionando y la capacidad de la Fed de hacer frente a ella, sobre todo estando al inicio de lo que serían las políticas de expansión fiscal de Trump, las cuales por el momento, son inciertas. Además durante los próximos meses, la inflación podría incrementarse a un 3% y si la Fed no aumenta los intereses para contrarrestarlo, la caída de los tipos de interés reales generará una mayor apreciación en el metal. Igualmente, mientras no se sepa con mayor certeza el rumbo fiscal que Trump adopte, no podemos determinar a ciencia cierta si las consecuencias en el oro se verán este año o como suponemos, en 2018. Dicho esto, el oro podría más a corto plazo mantener un potencial de apreciación acotado.  

Los ETP sobre bonos emergentes captan el mayor volumen de capital en dos meses, por un total de $22 millones. La semana pasada los inversores continuaron apostando a los mercados emergentes en pos de mejores retornos. Es así que los ETP sobre bonos emergentes de alto rendimiento registraron entradas por tercera semana consecutiva.

Los ETP cortos sobre JPY registran la mayor toma de beneficios desde abril de 2016, por un total de $13.8 millones la semana pasada. Por duodécima semana consecutiva, los inversores redujeron su exposición larga al USD/JPY ante una pérdida de impulso en la depreciación del yen. Durante las últimas dos semanas, la volatilidad ha reinado en este mercado debido a las declaraciones contradictorias de miembros de la Fed.  

La venta de divisas ligadas a las materias primas atrae niveles récord de capitales, por un total de $7.4 millones la semana pasada. Ante los comentarios restrictivos de la presidenta de la Fed Janet Yellen y los temores de que las políticas de la administración Trump profundicen la desaceleración económica de China, los inversores han ampliado de manera agresiva su exposición corta a las divisas ligadas a las materias primas (dólar australiano, corona noruega, dólar canadiense y neozelandés) y larga frente al dólar. Lo que refuerza a esta operación a nivel fundamental, es el hecho de que los precios del crudo yacen cerca del tope de su rango y la producción de crudo estadounidense registra un nuevo aumento. Esto deja al precio del crudo en una posición muy vulnerable.

Las materias primas agrícolas registran las mayores entradas en seis semanas por un total de $13.5 millones. Las cestas de diversificación captaron el 21% del volumen, mientras que los ETP sobre trigo lo hicieron en un 22% y los de cacao en un 49%. Las colocaciones en ETPs sobre cestas no han estado ligadas solamente al sector agricultor: durante el mes pasado, las entradas más significativas fueron en los sectores de energía, metales industriales y ganado. En el caso del cacao, las colocaciones parecen estar impulsadas por su precio extremadamente bajo si se tiene en cuenta que el año pasado fue la materia prima agrícola de peor desempeño y la única en registrar un retorno negativo durante el mes pasado. 

flujos semanales


Acceda en PDF al informe completo