La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, ha avisado de que el mecanismo planteado por el Gobierno para impulsar los planes de empleo en las empresas no proporciona a los empresarios los estímulos necesarios para incentivar su puesta en marcha.

Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención en el Foro de Alta Dirección Aseguradora, que se desarrolla este martes en el marco de la XXIX edición de la Semana del Seguro 2022 organizada por INESE.

González de Frutos ha recordado que, según una encuesta de Insurance Europe, el 38% de los europeos no ahorra para su jubilación, un dato que considera "preocupante" y que es todavía más elevado en España, donde alcanza el 57%, situándose el país como la segunda sociedad europea menos provisora, por detrás de Finlandia.

Según ha explicado, la UE flexibilizó la directiva de fondos de pensiones de empleo y creó el producto paneuropeo de pensiones por la existencia de ese déficit de ahorro.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

"Europa está preocupada por el ahorro y, precisamente por eso, ha decidido acompañar a su industria aseguradora en el reto de incrementarlo. Pero no en España. En España, de hecho, avanzamos en la dirección contraria", ha lamentado.

La presidenta de la patronal del seguro ha reprochado que el Gobierno español haya eliminado el estímulo fiscal al ahorro individual con el argumento de desplazarlo al ahorro colectivo en el ámbito de empresas y corporaciones profesionales.

"Cuando la creación de este segundo pilar ha comenzado a aterrizarse hemos podido comprobar que se pretende que nazca sin adecuados estímulos para quien verdaderamente tiene que ponerlo en marcha, que no es otro que el empresario. Empresario al que, además, por la vía del llamado mecanismo de equidad intergeneracional, se le anuncia una subida del impuesto sobre el empleo a partir del año que viene", ha criticado González de Frutos.

En este escenario, la presidenta de Unespa ha afirmado que el sector asegurador tiene claro dónde quiere llegar a estar, pero no puede hacerlo sin contar con un adecuado acompañamiento de las normas y la actuación de quienes las aplican en un marco que es "difícil y complejo".

"No tengo la menor duda de que el sector sabrá responder. Lo ha hecho en el pasado, en circunstancias también muy comprometidas, y lo volverá a hacer ahora. Es, desde luego, mi convicción", ha señalado.