La compañía de recursos humanos Randstad se anotó unos beneficios netos de 768 millones de euros en el conjunto de 2021, lo que supone un incremento del 152% con respecto al mismo periodo del año pasado, según ha informado este martes la compañía.

De su lado, el resultado bruto de explotación (Ebitda) experimentó un crecimiento del 57%, hasta alcanzar los 1.412 millones de euros en el conjunto del año.

Entre enero y diciembre, la facturación de la firma fue de 24.635 millones de euros, lo que equivale a un incremento del 18,9% en comparación con la cifra de negocios del año anterior. Por segmentos de negocio, la división de trabajo temporal creció un 21,5%, hasta 12.206 millones de euros, mientras que el negocio de externalización se situó en 5.942 millones, un 19,9% más.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La rama de profesionales cualificados supuso unos ingresos de 5.252 millones de euros al cierre del año pasado, un 11% más, mientras que el área de negocios globales logró unas ventas por 1.235 millones, un 24,7% más.

El coste de los servicios prestados fue de 19.739 millones de euros, un 17,7% más, mientras que los gastos de venta crecieron un 16,7%, hasta 2.556 millones, y los generales y administrativos se situaron en 1.289 millones, un 9,3% más

Únicamente en el cuarto trimestre de 2021, el beneficio neto de Randstad fue de 240 millones de euros, un 15,4% más, tras un alza de los ingresos del 18,6%, hasta 6.754 millones.

Randstad ha propuesto la distribución de un dividendo ordinario de 2,19 euros por acción, a pagar el 5 de abril de 2022, así como un dividendo extraordinario de 2,81 euros, que se abonará el 4 de octubre de este año.