El 10% de las compañías de seguros acaparan el 80% de los beneficios económicos del sector y la mitad de las aseguradoras no son rentables, según concluye la primera edición del informe 'Global Insurance Report 2022' elaborado por McKinsey & Company.

El documento analiza las oportunidades y retos a los que se enfrentan las aseguradoras y se centra en los efectos de la pandemia en el negocio y en las tendencias emergentes.

El informe pone de manifiesto que el sector ha visto cómo su rentabilidad se ha ido deteriorando durante los últimos 15 años. Así, la mitad de las aseguradoras tiene un retorno inferior a su coste de capital, mientras que la otra mitad cotiza por debajo de su valor contable.

Según explican desde McKinsey, esto se debe, principalmente, a la persistencia de los bajos tipos de interés, a las presiones sobre los precios y a la ralentización de la demanda de los clientes, especialmente en el sector de seguros de vida en Europa y Estados Unidos.

Por otro lado, la pandemia ha incrementado la tendencia de 'superestrellas', de forma que el 10% de las empresas más importantes del sector acaparan el 80% de los beneficios económicos. Esto estaría resultando en una intensa actividad de fusiones y adquisiciones.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Otra de las tendencias que recoge el informe es la aceleración de la transformación digital, que probablemente generará "vientos de cola" para las insurtech y otros competidores digitales. El informe sostiene que, para hacer frente a esta amenaza, las aseguradoras deberán realizar inversiones adicionales en tecnología para digitalizar y automatizar sus procesos. "Si la tendencia persiste, es posible que incluso necesiten modificar significativamente sus modelos de distribución reposicionando los roles de las agencias, los corredores y los canales de venta digitales", avisan desde McKinsey.

Por otro lado, el informe señala que la mayor conciencia sobre la sostenibilidad, el cambio climático, la igualdad y la inclusión tendrá un impacto inmediato en las carteras de inversión de las aseguradoras.

"El sector está al borde de un cambio de paradigma y las aseguradoras se enfrentan a cuestiones estratégicas fundamentales. Anticiparse a las tendencias emergentes y prepararse para ellas es más importante que nunca", ha asegurado el socio senior de McKinsey Rui Neves.

PALANCAS PARA AFRONTAR LOS RETOS

McKinsey ha enumerado nueve palancas de valor para que los equipos de dirección puedan afrontar los retos del sector, como son introducir consideraciones medioambientales, sociales y de gobernanza como característica esencial del modelo de negocio, recuperar la relevancia mediante la innovación de productos y la cobertura de nuevos riesgos o mejorar y personalizar el compromiso y la experiencia del cliente.

Otras palancas son colaborar con los ecosistemas insurtech, desarrollar nuevos negocios para la era digital, aumentar el impacto de los datos y la analítica, modernizar las plataformas tecnológicas, mejorar la productividad estableciendo la trayectoria y el pleno potencial de rendimiento del negocio en toda la cadena de valor y reimaginar la cultura, la diversidad y las formas de trabajar para atraer y retener el talento.