La tecnología va a cambiar profundamente la industria de gestión de activos. El acceso a la tecnología, la demanda de transparencia y el foco en el rendimiento están modificando la forma en la que las personas manejan sus ahorros y la inversión, pero también en la que los bancos miran al futuro.

El futuro de la banca pasa por la digitalización de todos o casi todos sus procesos y, sobre todo, de la colaboración, permitiendo la democratización del mundo de la inversión. Y ante la necesidad, surge la respuesta. 

Los robo-advisors son la clave tecnológica y de colaboración necesaria para que los inversores más pequeños puedan invertir en las mismas decisiones y condiciones como lo hacen los más grandes. Gestión automatizada, sí, pero con el conocimiento y la gestión profesional. Por ello, Saxo Bank desarrolla SaxoSelect, una herramienta digital que combina la gestión automatizada con el expertise de líderes de inversión a nivel mundial como BlackRock o MorningStar. Ahí está la verdadera clave: cualquier inversor, por pequeño que sea, puede invertir en una cartera y tener acceso a información y conocimiento que antes sólo era accesible en la “liga” de aquellos que movían millones de euros.

Ahora, los mayores gestores del mundo están ayudando a construir carteras para inversores retail. Gracias a la versatilidad de la plataforma, los inversores pueden disfrutar de dos tipos de estrategias completas: 1) Carteras Equilibradas, donde los inversores pueden invertir a largo plazo en carteras que contienen ETFs de acciones y bonos construidas según la investigación y parámetros de BlackRock; 2) Carteras de acciones, que contienen la selección de 30 valores seleccionados por MorningStar (Cartera MorningStar MOAT), con ventajas competitivas que hacen que tengan un impacto en el precio, y puedan ofrecer valor a largo plazo.

La plataforma tecnológica selecciona las carteras de inversión más afines al perfil de riesgo del inversor. Con un solo clic, el usuario puede seleccionar la cartera con la que más cómodo se siente y puede invertir a largo plazo en carteras construidas por los mayores expertos, que se encargarán periódicamente de su revisión y de reequilibrar las posiciones.

Pero las ventajas no acaban aquí, la implementación tecnológica también permite llevar a cabo el conocido social trading, pero no entendido como el lugar donde todo el mundo puede invertir con todo el mundo, sino todo lo contrario. En SaxoSelect, sólo los mejores pueden llegar a ser modelos para el resto de inversores, aquellos que hayan pasado unos estrictos filtros de rentabilidad y gestión del riesgo, buen comportamiento en el mercado, sin vicios. En definitiva, inversores con talento que cumplen con criterios para ser referencia.

De esta forma, ofrecemos una nueva manera de invertir al inversor minorista, mediante una experiencia 100% digital, con un servicio simple y transparente que da acceso a las mejores estrategias y referentes del mundo de la inversión. No hay mejor modelo de fintech, pues usamos la tecnología para ofrecer algo nuevo: coste-eficiencia al alcance de todos.