Los inversores han colocado $42 millones en los ETP largos sobre oro ante el pesimismo generado por el ataque de EE.UU a Siria. A su vez, el presidente ruso Vladimir Putin ha condenado los ataques aéreos estadounidenses contra Siria y suspendido su acuerdo con Estados Unidos para evitar enfrentamientos hostiles en el espacio aéreo sirio.

La escalada de las tensiones entre EE.UU y Rusia, llevó al oro a valorizarse la semana pasada en un +1.7%, a los $1.270 por onza. Es su mayor valor desde noviembre último y acumula desde entonces una apreciación del 10%. Además, el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años cayó en 3 puntos básicos, a 2.31%. Esto refleja el posicionamiento defensivo que los inversores están tomando, el cual además es impulsado por el resultado decepcionante de las nóminas de empleo no agrícolas de EE.UU (donde en marzo se crearon sólo 98.000 puestos de trabajo frente a los 180.000 esperados). 

Tras cinco semanas consecutivas de entradas, los inversores retiran de los ETP sobre crudo un total de $19 millones por concepto de toma de beneficios. El aumento inesperado los inventarios estadounidenses en 1,6 millones de barriles, no ha sido suficiente para neutralizar el efecto positivo que los actuales cortes de producción en el Mar del Norte y Canadá han tenido sobre el precio del crudo. Además, los precios del crudo marcaron la semana pasada un incremento intradiario del 2% apenas conocida la noticia del ataque militar de EE.UU contra Siria. Creemos que ha sido una reacción exagerada por parte del mercado, ya que Siria no es un productor significativo de crudo. Esta compra súbita hace que a corto plazo el crudo quede expuesto a una corrección. De todos modos, las preocupaciones de los inversores pueden estar más ligadas a cómo reaccionarán los aliados sirios como Rusia e Irán. Este último es capaz de aumentar la producción, mientras otros miembros de la OPEC la recortan. Por su parte Rusia todavía está lejos de recortar la producción lo suficiente como para cumplir sus obligaciones bajo el acuerdo entre la OPEC y los países no miembros.

La mejora de la economía mundial impulsa colocaciones en los ETP sobre metales industriales por un total de $11 millones. Los precios de los metales industriales se han visto respaldados no sólo por las mejoras de las condiciones macro, sino además por la apreciación de la renta variable. Sin embargo, tras conocerse las noticias sobre el ataque aéreo de EE.UU a Siria, los precios de los metales se contrajeron levemente a medida que los inversores reducían la exposición de los activos cíclicos y la aumentaban a los defensivos.

La semana pasada se retiró de los ETP cortos sobre EUR un total de $18.8 millones y se colocó en los ETP largos sobre EUR un total de $3.2 millones. Los inversores están volviendo a ver con buenos ojos a la Eurozona después que el presidente del BCE Mario Draghi, declarara en una conferencia en la Universidad Goethe (Fráncfort), que “la recuperación está progresando, pudiéndose inclusive acelerar”.

Los eventos clave de la semana. Este martes los ministros de exteriores del G7  realizarán una conferencia de prensa tras la publicación de los datos de inflación de marzo del Reino Unido y el resultado de abril de la encuesta de confianza empresarial alemana del instituto Zew. El jueves se publicarán en China los datos de balanza comercial de marzo, los cuales se esperan que continúen respaldando la evolución de los precios de los activos cíclicos. Debido al feriado de Good Friday, los mercados permanecerán cerrados en EE.UU y el Reino Unido durante el viernes (valga la redundancia).

Flujos semanales ETFs abril