Los 11.000 puntos están a la vuelta de la esquina tras superar barreras importantes gracias a los resultados de la primera vuelta de las elecciones francesas. Ahora lo más normal sería ver una cierta parada y centrarnos en las cuentas empresariales.

Las cuentas de Santander han sido buena sen todas las líneas. Me ha sorprendido los buenos márgenes, que se están normalizando aunque el negocio no esté en el momento óptimo. Además, es de destacar la contribución de Brasil y España.

Estamos viendo la revalorización muy fuerte del euro hasta las 1,09 unidades, que está haciendo mucho daño a muchos que esperaban la paridad, pero si Trump anuncia las medidas fiscales, esto se podría relajar.

El tema del petróleo veo complicado que suba con intensidad. Creo que oscilará más entre 50-55 dólares por barril. Los tiempos de los 100 dólares por barril pasaron y el fracking, en cuanto se pone en marcha, limita los precios.

Declaraciones a Radio Intereconomía